En la primera semana de noviembre se confirmó la desaceleración de los precios, que ya había comenzado hacia el final del mes anterior. Un respiro para el Gobierno antes de que este jueves el Indec presente el IPC de octubre, que según las mediciones privadas daría entre 5,5% y 6%. De confirmarse este número, marcaría un piso histórico para la inflación el bimestre pasado.

El economista jefe de Elypsis, Gabriel Zelpo, aseguró que "la primera semana de noviembre fue positiva y la segunda viene muy bien" pero que habrá que dejar pasar algunas más para dar por definitiva la desaceleración de la suba de precios. Octubre marcaría el fin de lo más fuerte del pass through de la devaluación de agosto-septiembre. "Como ya pasó lo peor, noviembre es un mes más tranquilo pero hay cierta inercia y va a terminar entre 3% y 3,5%", sostuvo el economista de Eco Go, Juan Paolicchi.

Además del traspaso a precios de la devaluación, en octubre se agregaron otros factores que alimentaron el pico inflacionario: la suba del gas, el transporte, las prepagas, los peajes y las naftas. Sólo un par de esos componentes vuelven a aumentar en noviembre, las naftas y el subte, y se agregarían los cigarrillos.

Por eso -y por la moderación de lo que queda de traspaso a precios de la devaluación-, analistas esperan una inflación por encima de 3% en noviembre. Una clara desaceleración respecto del 5,5% que estiman en octubre pero que sin embargo llevaría a los precios a los aún altos niveles de junio-julio de este año.

El economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, sostuvo que para octubre esperan una inflación de 5,7% y que para lo que viene todavía se registrarán niveles altos "porque hay inercia" y además "los servicios públicos y privados van a tener que ajustar un poco para no quedar rezagados en términos relativos".

El CESO, que prevé un 5,5% para la medición de octubre del Indec, ya tiene medidos los números de la primera semana de noviembre del Índice de Precios de Supermarcado (IPS). La primera semana mostró cierta aceleración contra la última de octubre pero según su director, Andrés Asiaín, eso "podría deberse a factores estacionales, como que los supermercados remarcan más al inicio del mes". Y explicó: "La mejor forma de ver que se está desacelerando la inflación, aunque sigue alta, es que la primera semana de noviembre da una suba intermensual de 4,4%, y la semana anterior nos había dado 8%. Si tomás esa medición dejás de lado el factor estacional".

Coincidió el director de FyE Consult, Hernán Hirsch, para quien octubre va a dar 5,5-6% y noviembre algo por encima de 3%: "Octubre había terminado con desaceleracion y la primera semana de noviembre arrancó un poco más acelerada, compensando parcialmente, aun así noviembre va a dar mejor".

Desde Elypsis, Zelpo confirmó que hay desaceleración pero agregó que además la primera semana de noviembre da mejor que el cierre de octubre: "Antes venia al 1% o más por semana y ahora está por debajo de eso". En esa misma línea, Paolicchi afirmó: "Si bien los números que tenemos son preliminares, ya se ve desaceleración, sobre todo en los precios que no son alimentos".