La falta de difusión de referentes femeninos locales con visibilidad en el área y los escasos programas de incentivo, becas y mentorías hacen que el porcentaje de inscriptas a carreras STEAM (vinculadas a la ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas) sea menor al 17% según una investigación de la ONG Mujeres en Tecnología.

En una industria que actualmente tiene oferta de pleno empleo, las egresadas representan un 21% que, no obstante, obtienen mejores resultados académicos que los hombres. La deuda educativa reside en enseñar a jóvenes a poder apropiarse de la tecnología y formar próximas generaciones de innovadoras en esa materia. En contrapartida, desde la educación temprana no se favorece a la inclusión de adolescentes y poco es el incentivo a seguir el estudio de esas carreras.

Así lo proclaman Karina Pángaro y Rosana Fabris, ambas managers de Ingeniería en Eventbrite, la plataforma de venta de entradas e inscripciones a eventos quienes buscan concientizar acerca de la inclusión de las mujeres en generaciones venideras.

Pángaro, graduada en Ingeniería en Informática, se encuentra impulsando esa iniciativa llamada Mendoza Girls Inc., orientada a estudiantes de colegio secundario, con el objetivo de alentar a las adolescentes a estudiar una carrera relacionada a la ingeniería.

"Lo que buscamos es mostrar que existen distintas carreras asociadas a la tecnología que no necesariamente deben ser ejercidas por hombres. Trabajando sobre la idea de que la ingeniería en informática es más divertida de lo que parece, que hay además un mercado laboral con miles de posiciones vacantes y cuya demanda de personal capacitado es altísima", indica Pángaro.