En el último año la brecha de precios que había entre un producto tecnoló- gico que se vende en Estados Unidos, el país más barato en este rubro, y el mismo artículo ofrecido en Argentina se redujo 30 por ciento. Sin embargo, comprar un bien de este tipo en algún shopping de Miami sale justo la mitad de lo que se consigue en Buenos Aires, indica un informe elaborado por la consultora IntegraGO.

Incluso, en algunos artículos la diferencia es aún mayor. Por caso, en Estados Unidos se puede conseguir la PlayStation 4 y dos juegos en alrededor de u$s428 y en el país ese mismo combo cotiza a u$s1.007, un 135% más.

En los comercios chilenos sale u$s758 y en Uruguay 906 dó- lares. Además, el FIFA 17, uno de sus juegos más famosos, sale unos u$s45. En el país, cotiza a cerca de 100 dólares. Por otra parte, Argentina se colocó 33 puntos porcentuales por encima del segundo país más caro de la región, que se Uruguay.

En ese sentido, el ranking se modificó con respecto al año pasado. En 2016, el segundo país más costoso era Brasil, 54 puntos porcentuales por abajo de Argentina. Uruguay se ubicaba como el tercer mercado más caro (66% más con respecto a Estados Unidos) y Chile, con un 39% más que el país del Norte.

La relación con el país trasandino, muy visitado por los argentinos que quieren ir de compras, también se fue modificando en el último año. Mientras en 2016 comprar tecnología en Argentina costaba casi el doble que en Chile, durante este año esa brecha se acortó.

Chile es un 41% más caro que EE.UU., mientras que Argentina e un 101% más costoso. Argentina fue el país con mayor devaluación de la moneda durante el periodo diciembre 2016-diciembre 2017, con un 14 por ciento. En el caso de Chile y Brasil, hubo una apreciación del tipo de cambio de 3 por ciento.

Comparativos

El estudio de IntegraGO revela que, tomando como precio base a Estados Unidos, los smartphones que se venden en el país están un 98% más caros. No obstante, hace un año era cerca de un 115% más costosos y en diciembre de 2015, un 163 por ciento.

Las consolas de juegos también acortaron algo la grieta. En la actualidad, son un 100% más caros y el año pasado salían 122% más.

En el rubro de fotografía y video hubo un pequeños incremento este año, y se situó en el 128 por ciento. Los auriculares tuvieron una baja desde 99% del 2016 al 81% de este año.