Para reforzar su negocio de generación de contenidos, Netflix colocó deuda por u$s1.900 millones, una cifra récord para la empresa. No es la primera vez que la firma líder en SVOD se financia con deuda, pero esta emisión es récord. Las acciones de la empresa, que había anunciado a principios de mes recaudaciones por encima del estimado de Wall Street, cayeron 2,8% al conocerse la novedad. Al final de marzo, Netflix había emitido deuda por u$s17.900 millones en obligaciones para desarrollo de contenidos, cerca de u$s4.000 a largo plazo. Lo interesante de la iniciativa es que, si bien en el primer tercio de 2018 la empresa incrementó un 74% el pago de intereses por deuda en comparación con el mismo período de 2017, el porcentaje de su recaudación dedicado a ello es el mismo, un 18,2, gracias al incremento en los ingresos. La nueva deuda vence en 2028 y la firma comenzará a pagar intereses en noviembre de este año.

Ahora bien: lo que hay detrás de esta iniciativa es la necesidad absoluta de seguir mandando en el mundo de los contenidos. En breve, se enfrentará con el inicio de las operaciones en el SVOD de firmas como su ex partenaire Disney, que anunció que comenzará a operar en ese campo en 2019. Disney hoy tiene algunas de las franquicias de contenidos más fuertes del mercado audiovisual. Pero además de sus propios nombres, Pixar, Lucasfilm, Marvel o los Muppets, suma toda la biblioteca y las marcas de Fox con la compra de ese paquete de enorme valor. La otra gran biblioteca está en manos de Warner (incluyendo los desarrollos de HBO). Si Netflix quiere seguir siendo árbitro tiene que desarrollar marcas propias. Y el capital no se dedica solamente a filmar o producir sino -el juego más complicado, aunque Netflix lo está jugando bien- instalar marcas. Necesita, pues, contenidos de peso para un mercado global en el que no deja de expandirse, porque la competencia que viene será feroz y aún resta saber si hay un mercado que pueda soportar más de un abono de SVOD por mes.

Una prueba de cómo recrear contenidos es el reciente lanzamiento Perdidos en el espacio, una versión con toda la tecnología de estos tiempos de la célebre serie de aventuras de la década del 60. Las reseñas son positivas y es un tipo de contenido (ciencia ficción y aventuras para gran público) que tiene mucha aceptación. También sigue apostando por contenidos locales (la francesa Marseille tiene segunda temporada reciente, el lanzamiento de marzo de la argentina Edha, la testimonial brasileña El mecanismo, etcétera) que fideliza a través de talentos de cada país en donde opera la firma. Pero en ese territorio aún no hay un fenómeno demasiado grande (quizás, en el espacio hispanohablante, la española La Casa de Papel). Netflix hoy sabe cómo seguir enganchando al nuevo público de series e instalar títulos. Pero el futuro es duro, de allí que esta toma de dinero sea capital para acelerar antes de que llegue la competencia.

Ver más productos

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos