Una estación de servicio cerró sus puertas cada cinco días desde mayo pasado debido a la crisis de rentabilidad que afecta al sector, según datos oficiales. El Listado de Operadores Autorizados del Ministerio de Energía y Minería informó que hay 4.909 estaciones de servicio operativas en la Argentina, unas 52 menos que en mayo de 2017.

Esos registros indican entonces que el transcurso de los 260 días entre mayo (siete meses) y la actualidad cerró al menos una estación cada cinco días.

Los estacioneros independientes mantienen un conflicto desde hace años con las petroleras para que les mejoren el margen de rentabilidad, que en la actualidad se ubica entre 4% y 6%. La crítica situación no conjuga con el incremento del consumo de combustibles, impulsado por la incesante demanda de productos Premium, ni con la recuperación del precio en el surtidor, que en 2017 superó en 6 puntos la inflación oficial.

Actualmente funcionan en el país 4.909 establecimientos de expendio de naftas, gasoil o GNC; unas 3.102 solo despachan naftas y gasoil; 565 son exclusivas de GNC; y 1.242 ofrecen ambos.