Los taxis, el estacionamiento medido, la Verificación Técnica Vehicular (VTV) y el acarreo también sufrirán fuertes aumentos en esta capital, que deberán ser aprobados en audiencias públicas para que entren en vigencia, junto con otros aumentos ya anunciados en combustibles (ver página 7) y medicina prepaga. El Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad presentó una propuesta de readecuación tarifaria, que debe ser tratada en audiencias, en fechas a determinar. La intención del Gobierno porteño es que los taxis pase a tener una bajada de bandera diurna de $32,60 y la ficha de $3,26, mientras que de noche costarán $39,10 y $3,91 respectivamente.

Con relación al estacionamiento medido, el objetivo es reemplazar las tickeadoras actuales por 2.200 terminales y la posibilidad de pagar, renovar y encontrar lugar desde el celular. De esta manera, el 78% de los lugares habilitados para estacionar (alrededor de 284 mil) continuarán siendo gratuitos, mientras que el 22% (unos 80 mil) serán pagos. La hora de estacionamiento medido pasará de $8 a $10 y habrá tres tipos de tarifas sobre la base de la demanda de cada zona: progresiva 1, progresiva 2 y sencilla.

El gobierno nacional autorizó además un aumento del 4% en los precios de las prepagas, que se hará efectivo el 1º de febrero. A lo largo de 2017, el Poder Ejecutivo autorizó cinco aumentos por un acumulado del 27%, por encima de la inflación anual. Es el primer ajuste para 2018 fue dispuesto a través de una resolución del Ministerio de Salud.