No todas son malas noticias para el atribulado pasajero de transporte público que recibe los efectos del tarifazo. Un nuevo sistema de monitoreo del sistema SUBE, que permite a los usuarios saber la hora exacta de llegada de su colectivo y a las empresas tener un registro permanente de todas sus unidades, fue presentada ayer por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

A través del reemplazo de las máquinas que ya estaban instaladas y que tendrán un nuevo software, los usuarios podrán bajar una aplicación en su celular, computadora o tablet que les informará cuándo llega el colectivo a la parada.

La aplicación ya empezó a funcionar en 23 líneas de colectivos de la Ciudad de Buenos Aires: 7, 10, 12, 13, 23, 26, 33, 34, 42, 44, 50, 53, 68, 70, 76, 101, 135, 148, 150, 153, 159, 166 y 184. Se extenderá hacia 2023 a todo el país.Cuando se haya desplegado por todo el territorio nacional, la nueva tecnología también transmitirá online la información de los 35.000 colectivos que circulan en la Argentina.

Con un aviso al celular, alertará sobre desvíos en el recorrido y demoras en la frecuencia

"Estamos implementando tras tres años de trabajo una renovación tecnológica, a través del sistema Sube, que nos coloca a la par de los mejores del mundo y va a beneficiar a los más de 13 millones de pasajeros que viajan diariamente en el área metropolitana, a los más de 51 mil choferes y a las 388 líneas de transporte colectivo", indicó Dietrich.

Por su parte, Juan Carlos Ferreyra, gerente del sistema SUBE, aseguró que se ha trabajado en forma conjunta con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para en forma simultánea "reemplazar las máquinas que estaban instaladas en los colectivos por otras de mejor y más moderna tecnología, a las que se les ha cargado un software que permitirá el monitoreo online de cada una de las unidades que circulan por el área metropolitana".

La información será transmitida e indicará, entre otras cosas, si las unidades están cumpliendo el recorrido que tienen trazado o si hay una desviación a partir de cualquier tipo de imprevisto. Esto toma en cuenta que, una vez instalado el gps, si un colectivo cambia su recorrido se emitirá una alerta automática. Además, dirigirá al colectivo ante las eventualidades del tránsito controlando el recorrido y su puntualidad.

Una promesa de viajes mejores en un verano con aumentos que son una pesadilla para quienes viajan en colectivo o cualquier otro medio de transporte público.