Los cambios en la sociedad actual suceden a un ritmo tan acelerado que influyen en las tendencias de consumo a una velocidad nunca antes vista. Para anticiparse a estos movimientos, las empresas recurren cada vez más a estos profesionales capaces de predecir el futuro del diseño. La investigación y el análisis de tendencias se convirtieron en una herramienta clave (y competitiva) para todo tipo de industrias, especialmente en el rubro de la moda, donde el "fast fashion" (la moda rápida) domina.

En búsqueda de la vanguardia

El término "cool" es utilizado hace más de 60 años para describir actitudes auténticas e innovadoras. Distinto es el caso del "coolhunter" o "coolhunting, dos palabras que nacieron en 1997 de la mano de Dee Dee Gordon, dueña de la agenciaLook-Look, una de las pioneras en desarrollar el análisis y predicción de tendencias por áreas. Fue allí cuando surgieron los primeros especialistas.

Para Soledad Offenhenden, diseñadora de indumentaria y especialista en gestión estratégica del diseño, el rol de los pronosticadores consiste en “visualizar los nuevos sets de comportamientos y expectativas de los consumidores para así orientar a las empresas en la forma de tomar sus decisiones estratégicas”. Estos profesionales del nuevo milenio son los encargados de investigar las preferencias de las personas: qué comen, cómo se visten, qué compran, a dónde viajan, etc. La observación es detallada, deben tomar nota de las tendencias que ocurren en rubros como el diseño, la comunicación, la moda, la fotografía, la arquitectura y la tecnología; para luego procesar toda esa información, cruzar las variantes y encontrar las oportunidades de negocio. El paso fundamental, implica la creatividad: una vez que se identificó una tendencia, se debe buscar la forma más innovadora para sacarle provecho. Esto puede significar la creación de un nuevo producto o servicio, hasta una nueva forma de comunicar una marca y sus valores.

Pero para poder realizar esta tarea, el “coolhunter” debe tener conocimientos sobre sociología, antropología, psicología y análisis de mercado; así como también contar con una base en marketing y comunicación para materializar la información obtenida en resultados. Y si bien las aptitudes se pueden adquirir, la capacidad intuitiva es lo que hace la diferencia, una habilidad no tan fácil de aprender para el ojo inexperto.

Pronóstico 2.0

Aunque se trata de un oficio que es relativamente nuevo, el aspecto tecnológico (internet y los medios digitales) hizo evolucionar la profesión. Los cazadores de tendencias solían ser analógicos y hoy en día son digitales. Antes, tenían que viajar hacia las grandes ciudades del mundo y recorrer sus calles con una cámara para registrar las novedades. Actualmente, y gracias a las nuevas herramientas disponibles, el proceso se simplificó. Los nuevos consumidores dejan una huella digital que facilita la tarea de analizar sus preferencias. A su vez, el acceso a la información permite monitorear de forma online lo que sucede en las ciudades pioneras como Nueva York, Tokio y Berlín; o asistir vía streaming a las ferias y desfiles de moda. Por otro lado, el auge de los blogs de estilo y el uso de aplicaciones como Pinterest e Instagram hizo que, de alguna forma más básica, todos se puedan convertir en pronosticadores.

Especialistas locales

La actividad en el país se encuentra en pleno crecimiento con dos laboratorios que lideran el avance: el Seminario Visiones, a cargo de Offenhenden y la reconocida diseñadora de indumentaria Verónica Alfie, y el Circuito de Tendencias del Instituto Nacional de Tecnología Industrial. Sus investigaciones relevan las macrotendencias de consumo y las microtendencias en el rubro de la moda. Ambos presentan cada seis meses sus reportes y pronósticos de lo que se va a consumir en los próximos años y temporadas.

“Visiones nace en el año 2005 como respuesta a una necesidad por parte de las empresas de proyectar con anticipación su gestión de diseño, marketing y comunicación. Los informes y seminarios de tendencias funcionan como insumo para que las compañías desarrollen en forma innovadora nuevos productos o servicios” explica Offenhenden, cofundadora de Visiones Trend Forecasting, quién además se encarga de elaborar reportes de la región para laboratorios globales. Respecto al trabajo de investigación que realizan y el formato de presentación la especialista aclara que “cada seminario es el resultado de un proceso de análisis y diagnóstico del presente de la cultura del consumo para así pronosticar el futuro. El contenido se estructura en dos grandes partes: primero las macro tendencias, proyecciones a largo plazo que trazan nuevas conductas de consumo. Luego las micro tendencias, tendencias de corto plazo que delinean las formas, colores y materiales que tomarán los objetos o prendas.”

Por otro lado se encuentra el equipo interdisciplinario del Observatorio de Tendencias del INTI que ofrece informes semestrales sobre tendencias sociales, de mercado, innovación, tejidos, análisis de pasarela y visión de la calle. Los seminarios se realizan hace 23 temporadas y desde el 2007, están al frente de la investigación “Mapa de Diseño Argentino”, recorriendo el país con el objetivo de detectar a aquellos diseñadores de indumentaria que generan propuestas innovadoras, analizando sus lenguajes expresivos y los elementos que conforman la identidad creativa del país. Resultado de ello es el libro “ INTI Mapa de Diseño, 101 diseñadores de autor”.

Sitios "trendy"

  • WGSN: la biblia
    Es la firma más importante de previsión de tendencias del mundo y entre sus clientes se encuentran desde grandes firmas de lujo hasta retailers como Zara o Mango. Cubren 137 ferias relacionadas con el mundo de la moda, toman fotos de “streestyle” en más de 95 países y relevan la información diaria de 800 blogs y publicaciones. Sus 150 colaboradores internacionales relevan las tendencias con hasta 3 años de anticipación.
  • The Sartoralist: el pionero
    El fotógrafo Scott Schuman recorre las calles de Nueva York en búsqueda de los estilos más originales. Este clásico del “coolhunting” trabajó para las mejores marcas y su libro de “streetstyle” es uno de los más vendidos en el mundo.
  • Pantone: colorimetría
    Cada año, esta empresa predice el color de la temporada. Para el 2019 eligieron el “Living Coral”, un tono coral intenso, con matices dorados. Además ofrecen reportes de tendencias en color para las próximas temporadas que están disponibles para su descarga gratuita.
  • Trendhunter: colaborativo
    Esta comunidad de “coolhunters” recopila y cataloga las tendencias actuales en las categorías de tecnología, diseño, moda, cultura y publicidad, entre muchos otros. Se actualiza constantemente y está categorizada no sólo por temáticas, sino también por lugares.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos