Las petroleras Axion y Shell aumentaron un 4,5% promedio los precios de sus combustibles líquidos, con lo que alcanzaron un alza acumulada de 13,5% en lo que va del año.

Los precios de los combustibles están liberados desde diciembre en la Argentina y las empresas refinadoras tienen la potestad de fijar el precio que les resulte más atractivo de acuerdo a sus costos y a la rentabilidad buscada.

La firma Axion -propiedad de la familia Bulgheroni, British Petroleum y la petrolera china CNOOC- decidió que el precio de la nafta súper suba 4,30%, la Premium 4,90%, el Gasoil, 5,6% y Diésel 6,5%. En la Ciudad de Buenos Aires, Shell elevó 4% sus naftas por lo que la súper pasó de 24,68 pesos a 25,79 pesos; y la premiun saltó de 28,97 pesos a 30,27 pesos; y el gasoil se ajustó 6%, por lo que el fórmula diesel se incrementó de 21,80 a 23,11 y el V-Power saltó de 25,79 a 27,34 pesos.

En las próximas semanas podría haber un nuevo incremento debido a que el ajuste de este jueves "se quedó corto" respecto del movimiento de las variables que definen los costos de producción.