Al calor del récord de 2018 y los tarifazos, las expectativas de inflación de la población siguen en alza. Un informe del Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la UTDT señaló que en enero la inflación esperada para los próximos doce meses subió al 39,2%, lo que significa un alza de 3,5 puntos contra la medición de diciembre. Las estimaciones populares son más altas pero no se alejan demasiado de las proyecciones de las consultoras sondeadas por BAE Negocios, que se acercan al 35%.

La encuesta realizada por la casa de estudios y Poliarquía mostró que la inflación "percibida" durante 2018 por las 1.215 personas consultadas se ubicó en 60,4%, según el promedio de las respuestas, y en 50%, según la mediana, por encima del 47,6% que marcó el IPC del Indec.

Anuncios de tarifazos mediante, las expectativas para este año avanzaron 3,5 puntos desde el 35,7% de la encuesta de diciembre al 39,2% de enero, de acuerdo al promedio de las respuestas. Juan José Cruces, director del CIF, destacó que "la inflación esperada según el promedio sube tanto para los sectores de ingresos altos como para los de ingresos bajos". Según la mediana, que divide en dos partes iguales a las respuestas obtenidas, la inflación esperada se mantuvo en 30%.

En términos regionales, el promedio de las expectativas se incrementó en el Gran Buenos Aires y en las provincias, pero se mantuvo en la Capital Federal. En la CABA marcó 35,2%; en el GBA, 42,6% (+5,6 puntos) y en el interior, 35,4% (+1,8).

Las previsiones inflacionarias crecientes relevadas por la UTDT sintonizan con el escenario que proyectan las consultoras para este año: una suba de precios de entre 30% y 35% motorizada por un aumento de tarifas mayor al esperado durante la primera parte del año y por las presiones cambiarias a medida que se acerquen las elecciones.

En diálogo con este diario, el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, contó que tras el ajuste tarifario anunciado el 28 de diciembre debieron rever sus proyecciones al alza: "Si bien esperábamos una actualización en las tarifas de servicios públicos, su magnitud fue mayor a la prevista".

"El proceso desinflacionario que comenzó en octubre se revertirá en febrero. La inflación acumularía alrededor de 9% en el primer trimestre (casi 2 puntos por encima de igual período de 2018) y promediaría 2,8% mensual. Para el acumulado anual, vemos una inflación cerca del 35%, resultado de un dólar que se aceleraría en la previa electoral (las tarifas acá bajarían sus presiones) y un proceso paritario que, incluyendo recomposiciones de 2018, arrojará números elevados", explicó.

En Eco Go, en cambio, producto de la pax cambiaria corrigieron un punto a la baja su estimación, que igualmente es del 33%, 10 puntos más que lo previsto por el Gobierno en el Presupuesto. El analista Juan Ignacio Paolicchi planteó que "suponemos una menor corrección cambiaria durante 2019, dada la estabilidad que viene mostrando el tipo de cambio y la cautela con la que el BCRA está bajando la tasa".

Un número similar esperan en LCG: 31,9%, con una media de 3% mensual en el primer cuatrimestre. Además, proyectan que el promedio anual del IPC marcará 45%, lo que hará muy difícil una recuperación real de los ingresos familiares y, por ende, del consumo.