El chef Mauro Colagreco se consagró ayer en la cima de la gastronomía con la anhelada tercera estrella Michelin para su restaurante "Mirazur", en el sur de Francia, convirtiéndose en el primer argentino en lograrlo.

Su restaurante, en el puerto mediterráneo de Menton, es ya el tercero del mundo, según la lista británica "50 Best". Ahora, la biblia de la gastronomía confirmó la excelencia de este chef nacido en La Plata hace 42 años, único extranjero con 3 estrellas en Francia. Visiblemente emocionado, Colagreco agradeció a sus mentores.

Forjó su propio estilo inspirado en sus raíces ítaloargentinas y a base de trabajar con los mejores en Francia. Entre sus maestros, destacan Bernard Loiseau, Alain Passard y uno de los chefs más influyentes, Alain Ducasse, con quien se formó en el Plaza Atenea de París.

Pero Colagreco también cita entre estos a su abuela italiana, quien le preparaba unos raviolis con espinacas, ricota y sesos de ternera. "Yo soy un cocinero argentino, con raíces italianas y con un restaurante en Francia. No es cocina argentina, ni italiana, ni francesa", sino "mediterránea, muy personal, con influencia de algunos productos de América Latina", dijo a la AFP.

Su aventura al frente del "Mirazur" debutó en 2006, cuando reabrió esta mansión contemporánea suspendida entre cielo y mar a la salida de Menton, muy cerca de Italia. Su ubicación en la Costa Azul le permite confeccionar sus menús a partir de lo que ofrece el mar y la montaña de ambos lados de la frontera