El calor recalienta buena parte del país y, junto con la escalada del termómetro, los cortes de luz afectan a miles de usuarios en la capital, agitando los ánimos. Más de 77.000 familias se ven perjudicadas por intermitentes cortes de luz tanto en Buenos Aires como en el conurbano bonaerense, lo que para las empresas es "normal" u obedece al alto consumo.

La sensación térmica en la ciudad de Buenos Aires trepó ayer los 44.9 grados superando los valores de los últimos días, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Para hoy se espera en la ciudad de Buenos Aires una mínima de 24 y una máxima de 33, por lo que de cumplirse la previsión se declarará para los porteños la ola de calor en función de parámetros climáticos específicos de esa jurisdicción durante un mínimo de tres días.

"Casi 45 grados de sensación térmica fue el tope registrado en la Ciudad de Buenos Aires, que duró hasta que bajó la humedad a 48% y colocó la sensación otra vez en los 44 grados", dijo a Télam Cindy Fernández, la difusora de turno del SMN.

Según el último parte, la temperatura máxima alcanzó los 36,7 grados y la sensación térmica trepó a casi 45 grados (44,9) pero al descender la humedad la sensación térmica bajó a 44 grados.

La meteoróloga informó que la sensación térmica en el Aeroparque Jorge Newbery fue aún mayor, de 46,5, mientras que en Campo de Mayo, en la zona metropolitana, la misma variable midió 46 grados.

En coincidencia con el pico de calor, alrededor de 70.000 hogares se vieron afectados por los cortes de suministro eléctrico, que no se detienen pese al fuerte tarifazo impuesto en los últimos meses. Ante esta situación, las quejas de los usuarios se hicieron sentir por distintas vías, entre ellas cacerolazos.

La página del Ente Nacional de Regulación de Electricidad (ENRE) contabilizaba a las 17 un total de 52.599 usuarios de Edesur afectados por cortes de luz mientras que Edenor acusaba 24.917 usuarios en esa condición.

"Hoy tenemos récord de consumo y después de dos días de alta exigencia de la red, el nivel de cortes es menor a otros años gracias a las inversiones que se hicieron. No obstante todavía falta mucho por hacer para tener una mejor calidad de servicio", dijo a Télam Alejandra Martinez, vocera de Edesur. La vocera sostuvo que en diciembre "bajamos un 12% la cantidad de cortes y un 35 % la duración de los mismos".

No obstante, los vecinos de San Telmo que bajaron al mediodía de los edificios para reclamar porque atravesaban un nuevo corte de luz cuando la sensación térmica rondaba los 45 grados, denunciaron que son las mismas cuadrillas de Edesur las que "previendo el calentamiento de los equipos" cortan la luz.

Los barrios más afectados por los cortes de Edesur fueron Monserrat, Balvanera, San Telmo, Villa Crespo y Almagro. Entre las localidades del conurbano afectadas por los cortes, según la página del ENRE, son Marmol, Héroes de Malvinas, Monte Chingolo, Témperley y Bernal.