La muestra "Tiren papelitos, 78 historias sobre un Mundial en dictadura" se inaugurará el viernes en el Parque de la Memoria, a 40 años del campeonato que colocó en el centro de atención a una Argentina que celebraba goles mientras el terrorismo de Estado ganaba las calles.

La apertura, que tendrá al Mundial de Rusia 2018 como fondo, se realiza a las 19 con un mapping sobre el pabellón de acceso al parque, ubicado en avenida Costanera Norte Rafael Obligado 6745. La muestra pone en diálogo 78 testimonios audiovisuales -como los de Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, o el Pato Fillol, arquero de la selección de fútbol argentina de 1978-, con obra de los artistas Diana Dowek, Marcos López, José Luis Landet, Adriana Bustos, Carlos Trilnick, Rosana Fuertes, Mariana Tellería y del escritor Martín Kohan.

Así, la exposición realizada por Memoria Activa, el colectivo periodístico NAN y el Parque de la Memoria articula voces múltiples mediante audiovisuales, documentación de archivo y obras de arte contemporáneo con el fin de revisitar uno de los períodos más problemáticos de la historia argentina reciente. "Que la exposición coincida con el nuevo mundial no es azaroso, observar el pasado permite resignificar el presente, reflexionar sobre los riesgos que se corren cuando el deporte es utilizado como cortina de humo sobre la realidad político social de un país", explica Florencia Battiti, del Parque de la Memoria, a Télam.

Cuenta la historia que, a fin de organizar el Mundial y de acallar las críticas contra la Argentina por la sistemática violación a los derechos humanos, la Junta Militar puso en marcha el "Operativo Copa del Mundo 1978".

Ese operativo incluyó la remodelación del estadio de River Plate, a cuadras de la entonces Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los centros clandestinos más activos del país, por donde pasaron más de cinco mil detenidos desaparecidos.