La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación llevó adelante plantaciones de árboles nativos en la provincia de Tierra del Fuego en el marco del Plan Nacional de Restauración de Bosques Nativos y en apoyo a la estrategia ForestAr 2030. Las actividades se llevaron a cabo a través de dos proyectos que buscan restaurar bosques nativos afectados por incendios.

La iniciativa pretende impulsar el proceso de restauración de los bienes y funciones ecosistémicas de los bosques perdidos por los incendios. En ese sentido, Sebastián Fermani, coordinador del Programa Nacional de Protección de los Bosques Nativos explicó: "Uno de los núcleos prioritarios es el bosque andino patagónico en el cual se iniciaron actividades de restauración en 940 hectáreas".

El proyecto "Restauración de bosques de lenga de Tierra del Fuego afectados por incendios forestales en el año 2008", en tanto, busca intervenir mediante restauración activa 55 hectáreas para recuperar los servicios de regulación que proveen los bosques australes.