El gobierno de Tierra del Fuego comenzó ayer a analizar las ofertas presentadas por dos empresas en la licitación destinada a recuperar al Saint Christopher, un barco varado desde hace 65 años frente a la costa de la ciudad de Ushuaia, considerado una postal turística y un emblema del lugar.

Las autoridades fueguinas establecieron un presupuesto oficial de 13 millones de pesos para destinar a la "puesta en valor de la estructura" de la embarcación, luego de que un informe elaborado por técnicos de la Prefectura Naval Argentina advirtió que el casco se encuentra en estado "crítico".

Tras la apertura de sobres de la convocatoria de precios, se verificó que las firmas "Neocon SA" y la unión transitoria de empresas (UTE) "Angel Masciotra y Corporación Costa Sur" presentaron ofertas. "Con esta obra, el gobierno de la provincia pretende recuperar una embarcación histórica, postal típica de Ushuaia, además de evitar posibles daños medioambientales", explicó a Télam el presidente de la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios (DPOSS) Guillermo Worman, a cargo del proyecto.

El Saint Christopher es un remolcador que en 1954 fue utilizado para reflotar otro buque, el Monte Cervantes, un crucero alemán hundido años antes frente al faro Les Eclaireurs, próximo a Ushuaia. El barco sufrió problemas en el motor y el timón, y como la compañía propietaria entró en quiebra, quedó abandonado en la orilla del Canal Beagle donde de a poco fue convirtiéndose en un elemento más del paisaje.