La mayoría de los chicos en estado de adoptabilidad, entre 200 y 300 en la Ciudad de Buenos Aires, tienen más de seis años o son grupos de hermanos, lo que generó un cambio en las preferencias de los postulantes, ya que históricamente ocho de cada diez prefería chicos de un año, informó el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del gobierno porteño.

"Sólo el uno por ciento tiene menos de un año", precisó la presidenta del organismo Karina Leguizamón.

"Se tiende a pensar que hay muchos niños para adoptar y esto no es del todo cierto. No todos los chicos que están en hogares convivenciales se encuentran en adopción".

La ciudad cuenta con 44 hogares destinados al alojamiento de la población infanto-juvenil donde viven unos 800 chicos, de los cuales muchos se alojan allí de manera transitoria, porque tienen su familia, ya sea directa o ampliada, con quienes trabajan profesionales para resolver problemas de distinta índole.

"Históricamente, ocho de cada diez de los postulantes indican inicialmente su preferencia a adoptar bebes o niños de un año de edad", detalló Leguizamón.

Sin embargo, esas preferencias "comenzaron a cambiar debido a que los inscriptos acceden a la información sobre las características de los niños y es ahí donde las personas se permiten pensar de otra manera", preconiza.

"Cada vez hay más personas que se animan a pensar su familia con chicos más grandes o incorporando hermanitos", agregó Leguizamon.

"Se trata de generar un cambio cultural, que como sociedad comprendamos que la familia no siempre se inicia con un bebé y que habrá momentos fundamentales para acompañar la vida de un hijo que permitirán sentir la maternidad o paternidad de forma tan plena como la sienten los padres de un recién nacido", puntualizó la funcionaria.

Los interesados en adoptar en la Ciudad de Buenos Aires, sea una única persona o ambos integrantes de la pareja matrimonio o unión civil-, deben ser, al menos uno mayor de 25 años para poder inscribirse en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con fines Adoptivos (Ruaga).

De esta forma, los aspirantes porteños podrán recibir una guarda con fines adoptivos no sólo desde la Ciudad sino también desde cualquier otra jurisdicción del país, para así ampliar las posibilidades.