Ni cruceros de lujo ni jets privados ni relojes de oro: el último fetiche anhelado por los más acaudalados es un pasaporte. Obtener una segunda ciudadanía, o coleccionar una tercera o cuarta, se fue poniendo de moda entre las clases pudientes como nuevo trofeo de fortuna.

Al parecer, hasta los más poderosos necesitan un plan B. Según un artículo de la agencia Bloomberg, los compradores millonarios buscan de esta forma contar con cierta seguridad y tranquilidad en caso de que haya enfrentamientos en su tierra natal.

Si bien muchas ciudadanías no son directamente adquiribles, como la de Estados Unidos, a la que hay que postular y cumplir ciertos criterios, en otras naciones esto no es así.

De compras en el exterior

Sólo diez países en el mundo permiten a countries permiten a extranjeros adquirir categoría de ciudadanos plenos. En muchos casos, esto se da en forma de una inversión directa, típicamente en forma de propiedades o negocios locales.

Convenientemente, ocho de ellos son considerados centros financieros offshore. Sin embargo, según señala Christian Kalin, director de Henley & Partners, firma que provee asesoramiento de ciudadanía y publica rankings como el Índice de Calidad de Nacionalidad, no es la posibilidad de evadir impuestos sino la estabilidad lo que buscan los compradores, además de alardear. "Si ya tenés un yate y dos aviones privados, lo siguiente en la lista es un pasaporte maltés", dice a Bloomberg. Y agrega: "Es el último símbolo de status. Tenemos clientes a los que simplemente les encanta coleccionar unos cuantos".

El mencionado índice de calidad (que se elabora teniendo en cuenta factores como la solidez económica y el acceso sin visa a países) ubica al pasaporte Francés como primero en el ranking, seguido de Alemania e Islandia. En el cuarto y quinto puesto se ubican Dinamarca y Holanda.

Costos de las nacionalidades

La lista de precios de las nacionalidades "en venta" es imponente. La ciudadanía más cara es la de Austria. Para conseguir ese pasaporte es necesario desembolsar unos 23,7 millones de dólares. Le sigue en segundo lugar la de Chipre, que vale considerablemente menos: 2,3 millones de dólares.

La de Malta y la de Turquía rondan el millón de dólares, mientras que la de Vanuatu y Granada se obtienen por un precio que ronda los 200.000 dólares. Entre las más "económicas" están varias islas caribenas como Antigua y Bermuda, Santa Lucía y Dominica.

En una entrevista con Business Insider, el presidente de la firma financiera Apex Capital Partners, Nuri Katz, sugirió que esta tendencia del segundo pasaporte apunta a capitalizar una oportunidad. " Brinda una libertad que los ciudadanos de algunos países no tienen: es una libertad de movimiento".

Para este 1 por ciento de los privilegiados del mundo, nada se interpone a la hora de cumplir sus deseos.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos