Las elecciones presidenciales en Venezuela, cuya realización estaba prevista para diciembre próximo, se efectuarán durante el primer cuatrimestre de este año, según dispuso ayer la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

La presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, afirmó que se trata de una "decisión histórica", ya que los venezolanos deberán escoger al próximo mandatario en "la coyuntura histórica que se le ha presentado".

La iniciativa fue presentada por el asambleísta y primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante, capitán Diosdado Cabello, quien reiteró que el postulante oficialista será el presidente Nicolás Maduro pues así lo dispuso el antecesor de éste, Hugo Chávez, en su última aparición pública.

Cabello recordó que las elecciones deben ser convocadas formalmente por el Consejo Nacional Electoral (CNE) pero advirtió que el decreto de la ANC es "de obligatorio cumplimiento por todos los poderes", dado que se trata de un órgano "plenipotenciario" por mandato de la constitución venezolana.

La ANC está integrada únicamente por chavistas debido a que la oposición se abstuvo de participar de la elección de sus miembros, por considerar que el proceso de su convocatoria fue inconstitucional.

A poco de asumir, dicho órgano se declaró por encima de todos los poderes de la república, lo cual fue desconocido únicamente por la Asamblea Nacional (AN, parlamento), que tiene una composición mayoritariamente opositora.

Después de la amplia victoria de la oposición en los comicios parlamentarios de diciembre de 2015, el chavismo congeló todos los procesos electorales hasta mediados de 2017.

En 2016 denegó el referendo revocatorio del mandato de Maduro solicitado por millones de ciudadanos y canceló las elecciones de gobernadores y legisladores regionales que debieron celebrarse a fines de ese año.

En 2017, tras la elección de los miembros de la ANC, hubo comicios para gobernadores y alcaldes pero no para legisladores regionales y concejales.

Tras sus holgados triunfos en esos comicios regionales comenzó a circular la versión de que el chavismo adelantaría las elecciones presidenciales, con el objeto de aprovechar la tendencia positiva.

En noviembre pasado, el gobierno anunció que Maduro se postulará para ser reelecto por un nuevo período. Pese a ello, el ex ministro Rafael Ramírez lo desafió esta semana a medirse en comicios primarios para dirimir la candidatura oficialista a la presidencia venezolana.

Mientras que en la oposición, fracturada en los últimos meses y sin una conducción unificada, la opinión predominante es la de realizar primarias en febrero para escoger de esa forma un candidato único para enfrentar al oficialismo, que luce fortalecido y con ganas de seguir gobernando por otro período.