La primera ministro Theresa May y la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), la francesa Christine Lagarde, agitaron al mismo tiempo el fantasma del "no acuerdo" entre Londres y Bruselas y alertaron sobre "graves consecuencias" para la economía británica si el Brexit acaba en una ruptura brusca y total.

La primera piedra la lanzó May, en declaraciones a la BBC, advirtiendo que la única alternativa a su plan para el Brexit sería efectivamente un "no acuerdo" con todas sus consecuencias. La premier anticipó que su plan, conocido como el Acuerdo de Chequers, incluyendo la "normativa común" con la UE para el comercio de mercancías, será posiblemente votado en el Parlamento en noviembre.

Christine Lagarde había marcado ya la pauta, poniéndose en la peor de las tesituras: "Un no acuerdo tendría graves consecuencias y llevaría inevitablemente a una reducción el crecimiento, a un aumento del déficit y a una depreciación de la moneda".

"Seamos claros, en comparación con el funcionamiento suave del mercado único, todos los escenarios del Brexit tendrían un impacto económico para el Reino Unido y en menor medida para la Unión Europea", agregó Lagarde. La directora del FMI recalcó que la actual previsión del crecimiento del Reino Unido (1,5%) se ha hecho ante la previsión de un Brexit negociado y sin disrupciones.

Ver más productos

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Ver más productos