El Partido Popular Europeo (PPE) conservador ganó las elecciones para designar a los miembros del Parlamento Europeo (PE) y tendrá 173 bancas, insuficientes para contar con mayoría propia, según estimaciones preliminares divulgadas por la Eurocámara. La Alianza de los Socialistas y Demócratas (S&D) quedó segunda, con 147 escaños, seguida por ALDE (liberal), con 102; los Verdes, con 71, y los euroescépticos Conservadores y Reformistas, con 58; Europa de las Naciones y la Libertad, con 57, y Democracia Directa, con 56.

Detrás de ellas, el grupo de la izquierda obtuvo 42 eurodiputados, según los cálculos de la Eurocámara, basados en cómputos y sondeos a boca de urna en los respectivos países, reportó la agencia de noticias EFE. En tanto, fuerzas conservadoras se imponían en Alemania, Austria, Chipre, Croacia, Grecia y Finlandia, mientras en Francia ganaba la ultraderecha; en Dinamarca y España, la socialdemocracia, y en Bélgica y Hungría, el nacionalismo.

En Alemania, el partido de la canciller Angela Merkel conseguía 27,5% de los votos, lo que representa un aumento de siete puntos porcentuales con respecto a las últimas elecciones europeas, en 2014, según sondeos a boca de urna divulgados por la televisora estatal ZDF. En Austria, la agrupación del canciller Sebastian Kurz se imponía con 34,5% de los votos, de acuerdo con encuestas realizadas en los centros de votación.

En Francia, la ultraderechista Marine Le Pen fue la que obtuvo el mejor resultado

En Grecia, el partido conservador Nueva Democracia reunía entre 30,5% y 33,5%, por encima de la fuerza del primer ministro Alexis Tsipras, que recogía entre 25,5% y 28,5%, según diversos sondeos a boca de urna recogidos por la prensa local. En Chipre, el partido conservador y oficialista DISY obtenía entre 27% y 30% de los sufragios, con pocos de ventaja sobre el comunista AKEL, de acuerdo con encuestas a boca de urna.

En Croacia se imponía la conservadora Unión Democrática Croata, con 23,5% de los votos, pero perdía cerca de 18 puntos porcentuales en relación con 2014 y dos de sus seis bancas actuales, según sondeos.

En Finlandia, el partido conservador Kokoomus ganaba con 20,9% de los votos cuando se había completado 48,3% del escrutinio oficial y mantenía de ese modo sus tres bancas en el Parlamento Europeo.

En tanto, en Francia se imponía el partido de ultraderecha Agrupación Nacional, que preside Marine Le Pen, con entre 23% y 24% de los votos, con dos puntos de ventaja sobre la fuerza del presidente Emmanuel Macron, según encuentas a boca de urna difundidas por las televisoras locales.

En España, el Partido Socialista gobernante triunfaba con 28,4% de los votos y 11 puntos de ventaja sobre el Partido Popular conservador, según un sondeo.