El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, decidió suspender hasta hoy la cumbre de líderes de la Unión Europea ( UE) dedicada a decidir los principales cargos de las instituciones comunitarias, tras no llegar a un acuerdo después de 20 horas de negociaciones.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE abordaron sin éxito una nueva propuesta para el reparto de cargos en las instituciones comunitarias entre las distintas familias políticas, que mantiene al socialdemócrata Frans Timmermans para la presidencia de la Comisión Europea (CE) y a un popular en el Consejo.

No obstante, los líderes de la Unión Europea ( UE) confían en superar las divisiones y cerrar un acuerdo sobre el reparto de los altos cargos de las instituciones comunitarias, después de una sesión maratónica de negociaciones iniciada el domingo por la tarde y suspendida ayer al mediodía por la falta de avances.

El presidente francés, Emmanuel Macron, calificó el encuentro de los líderes de "fracaso" y admitió que el ambiente fue muy tenso durante toda la reunión.

"A veces la fatiga conduce a la crispación, es lo que ha pasado esta mañana", dijo Macron, que confió en que los ánimos se calmen tras el descanso acordado.

Las diferencias se hicieron evidentes desde la tarde del domingo, cuando tanto el Partido Popular Europeo (PPE) como algunos mandatarios de los países del Este criticaron la propuesta que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, llevó a la reunión.

Esa propuesta, explicó el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, había sido acordada por los cabezas de lista del Partido Popular Europeo, el alemán Manfred Weber, y de los socialdemócratas europeos, el holandés Frans Timmermans, las dos formaciones más votadas en las últimas elecciones europeas.