El Producto Interno Bruto (PIB) de Rusia disminuirá este año entre el 8 y el 10 por ciento, según un pronóstico actualizado a medio plazo del Banco Central.

El regulador ruso proyecta que en 2023 la economía rusa experimentará una caída de hasta el 3 por ciento, y en 2024 crecerá entre el 2,5 y el 3,5 por ciento​​​.

El banco también pronostica que en el cuarto trimestre de 2022 la caída del PIB en términos anuales se situará entre el 12,5 y el 16,5 por ciento.

En el cuarto trimestre de 2023, según la previsión, el PIB aumentará entre el 4 y el 5,5 por ciento en términos anuales, y en el cuarto trimestre de 2024, entre el 1 y el 2 por ciento, en comparación con el mismo período del año anterior.

De acuerdo con el ente, la inflación anual en Rusia al cierre de 2022 se situará entre el 18 y el 23 por ciento, y en los dos años siguientes, en el 4 por ciento.

El comunicado del ente, emitido después de una sesión de la Junta Directiva, indica que los riegos de inflación en Rusia se redujeron ligeramente, aunque se mantienen considerables debido a un continuo endurecimiento de restricciones comerciales y financieras.

"La disminución del potencial de la economía rusa como resultado de medidas restrictivas puede ser aún mayor de lo previsto en el escenario básico", advirtió el Banco Central.

Fuente: Sputnik