El presidente brasileño Jair Bolsonaro defendió este lunes la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Michel Temer (2016-2018) en 2017, frente a las propuestas del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), que en los últimos días propuso revisar inspirándose en lo que está haciendo el Gobierno de España con sus leyes laborales.

"El Gobierno Temer hizo una pequeña reforma laboral, no le quitó derechos a ningún trabajador; miente quien dice que la reforma laboral de Temer retiró derechos de los trabajadores", afirmó Bolsonaro durante una entrevista con una radio de Espírito Santo​​​.

Bolsonaro añadió que los derechos de los trabajadores no pueden extinguirse porque la Constitución no lo permite, y que la reforma de 2017 lo que hizo fue flexibilizar las condiciones de trabajo para estimular la creación de empleo.

Hace unas semanas, Lula alabó en sus redes sociales el trabajo del Gobierno de España (gobernado por la izquierda del PSOE y Podemos) para desmontar la reforma laboral aprobada por la derecha años antes, y pidió que los brasileños estuvieran atentos a lo que ocurre en ese país europeo.

La reforma laboral de Temer, muy criticada por la izquierda en su momento, no generó los puestos de trabajo prometidos y puede convertirse en uno de los temas centrales de la campaña de las elecciones brasileñas.

Fuente: Sputnik