El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reiteró hoy lunes su oposición a las sanciones económicas contra Rusia, y dijo que la posición brasileña es de "equilibrio" en el conflicto con Ucrania buscando no alterar la provisión de fertilizantes rusos para el agronegocio brasileño.

"No nos vamos a adherir a las sanciones (contra Rusia). Seguimos en una posición de equilibrio porque sin el equilibrio de Brasil en este tema hoy no tendríamos fertilizantes para nuestro agronegocio", dijo Bolsonaro durante su participación en el "Global Agribusiness Forum 2022", en la ciudad de Sao Paulo.

El mandatario brasileño defendió la decisión de mantener lazos comerciales con Rusia para garantizar la producción de alimentos.

"Sin los fertilizantes estaría amenazada nuestra garantía de seguridad alimentaria y también la de mil millones de personas en el mundo", aseguró el jefe del Estado brasileño.

Bolsonaro recordó que en diciembre pasado su gobierno decidió expandir el programa nacional de fertilizantes para el agro brasileño, en busca de alternativas a la importación de ese insumo.

"Se han iniciado investigaciones, inclusive en el cultivo de algas", afirmó el mandatario ante los productores y exportadores durante el evento en Sao Paulo.

Brasil, la mayor economía latinoamericana, es el primer productor mundial de soya y el principal exportador mundial de proteína animal.

Fuente Xinhua