Brasil asumió hoy la presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el mes de julio.

Durante el mes, Brasil espera fomentar una mayor cooperación entre el Consejo de Seguridad y otros órganos de la ONU, especialmente la Comisión de Consolidación de la Paz, porque puede hacer una aportación integral a las discusiones sobre la renovación de las misiones políticas y de mantenimiento de paz, dijo hoy en una rueda de prensa Ronaldo Costa Filho, representante permanente de Brasil ante la ONU y presidente del Consejo de Seguridad durante julio.

En julio, el Consejo de Seguridad se concentrará en asuntos como las crisis en Ucrania y Siria, reuniones sobre seguridad alimentaria y consultas sobre el expediente de las armas químicas en Siria, así como en la renovación de una serie de misiones de mantenimiento de paz o de misiones políticas especiales y regímenes de sanciones, dijo Filho.

Algunos eventos importantes incluyen la adopción de una declaración presidencial, la renovación de cuatro misiones de mantenimiento de paz o misiones políticas especiales, la renovación de dos regímenes de sanciones y una autorización de ayuda humanitaria.

Por otra parte, el consejo de 15 países tiene previsto celebrar reuniones sobre Colombia, niños y conflictos armados, Libia y Sudán.

Las prioridades de Brasil también incluyen la incorporación de una perspectiva de género como un asunto transversal de la presidencia de Brasil y la invitación de actores de la sociedad civil a las reuniones cuando sea posible, señaló Filho.

El Consejo de Seguridad tiene 15 miembros y su principal responsabilidad es el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales. La presidencia del consejo es ocupada por cada Estado miembro durante un mes.

Fuente Xinhua