China espera que Washington retire las "inapropiadas" medidas adoptadas contra empresas del país asiático, aseguró el viceministro de Comercio chino, Wang Shouwen, quien además alertó de que el proteccionismo está amenazando a la economía mundial.

"Esperamos que EE.UU. pueda eliminar ciertas medidas unilaterales adoptadas de manera inapropiada contra las compañías chinas", dijo el funcionario, haciendo referencia a los principios del libre comercio y de la Organización Mundial del Comercio ( OMC).

El 18 de junio, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el inicio de una nueva ronda de negociaciones comerciales entre su país y China. Sin embargo, unos días después, Washington agregó otras cinco entidades tecnológicas del gigante asiático en su lista negra comercial.

Está previsto que Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, se reúnan en el marco de la cumbre del G-20, que se iniciará el 28 de junio en la ciudad japonesa de Osaka. Ambos mandatarios mantuvieron una conversación telefónica la semana pasada y, según Wang, en ese diálogo Xi pidió a su interlocutor un trato equitativo hacia las compañías chinas.

Respecto a la nueva ronda de negociaciones comerciales entre los dos países, el viceministro de Comercio chino reiteró que la postura de Beijing es clara: respeto mutuo, compromiso de las dos partes, equidad y beneficio mutuo.

Xi participará en discusiones sobre temas como la economía y el comercio mundiales

"El respeto mutuo significa que cada una de las partes debe respetar la soberanía del otro", señaló Wang. "Equidad y beneficio mutuo significa que las consultas deben realizarse en igualdad de condiciones, y el acuerdo que se alcance debe ser beneficioso para ambas partes", agregó.

Asimismo, explicó que compromiso quiere decir que todos los involucrados en la negociación "deben asumir responsabilidades y hacer concesiones, no solo una de las partes". Por otro lado, el viceministro indicó que el incremento del proteccionismo ha debilitado el comercio mundial, afirmando que este representa una amenaza para la economía global.

Las relaciones bilaterales de EE.UU. y China atraviesan momentos difíciles debido a la guerra comercial iniciada por la Administración Trump. Beijing repite que, pese a que no teme enfrentarse a Washington en este campo, está dispuesta a mantener negociaciones de manera equitativa con el país norteamericano para llegar a un acuerdo que ponga fin a la disputa que mantienen ambas potencias.

Xi Jinping en el G20

En tanto, el gobierno chino ratificó que está dispuesto a trabajar para defender firmemente el multilateralismo y oponerse al proteccionismo en la próxima cumbre del Grupo de los 20 ( G20) en Osaka, Japón, según informaron en Beijing funcionarios de alto rango.

El presidente chino, Xi Jinping, asistirá a la cumbre, completando siete presencias consecutivas en el evento. "Esto muestra que China otorga gran importancia a la cooperación del G20 y a la gobernanza económica global", señaló el ministro adjunto de Relaciones Exteriores, Zhang Jun, en una conferencia de prensa.

Durante la cumbre de Osaka, el presidente Xi participará en discusiones sobre temas como la economía y el comercio mundiales, la economía digital, el crecimiento inclusivo y sostenible, la infraestructura, el clima, la energía y el medio ambiente, explicando el punto de vista de China sobre la situación económica mundial y ofreciendo soluciones para los problemas actuales, según Zhang.

Y tiene prevista una cumbre con el estadounidense Donald Trump, para terminar con la guerra comercial entre ambas economías.