La Comisión Europea (CE) revisó a la baja su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial en 2022, del 5,7 al 3,2 por ciento, según su informe de primavera.

"Ahora se espera que el PIB mundial crezca un 3,2 por ciento en 2022 y un 3,5 por ciento en 2023", resalta el documento​​​.

La CE recalca que las perspectivas del crecimiento son más débiles para la mayoría de las economías mientras la presión inflacionista mundial se intensifica.

El texto destaca que "la invasión rusa de Ucrania ha provocado un enorme shock a la economía global".

"Aparte del impacto directo en Ucrania y Rusia, la interrupción del suministro de materiales críticos para los procesos industriales (por ejemplo, paladio, neón) se suma a las demoras logísticas y de suministro inducidos por la pandemia", indica la nota.

Fuente: Sputnik