La decisión de Estados Unidos de excluir a Venezuela, Cuba y Nicaragua de la IX Cumbre de las Américas, que se celebrará del 6 al 10 de junio en Los Ángeles, California, forma parte de una "política exterior agresiva contra los pueblos", aseguró el analista político venezolano, Fernando Rivero.

El experto argumentó que al tratar de imponer la exclusión a la Cumbre de países que tienen una política soberana, "ha venido reincidiendo en su política exterior agresiva contra los pueblos, tratando de aplicar una política neocolonial" en la región.

Rivero, quien ofreció las declaraciones en exclusiva a Xinhua desde el centro de Caracas, insistió en que "la Cumbre de las Américas es parte de la agenda imperialista de Estados Unidos para con el continente americano".

El también filósofo y abogado explicó que la pretendida exclusión estadounidense, lejos de imponer su política a los pueblos del continente, "se ha convertido en un búmeran", porque diversas organizaciones y Gobiernos se han pronunciado en contra.

Rivero aplaudió la postura de los países que se han opuesto a la exclusión y la calificó como "gesto de dignidad", porque más allá de la solidaridad con los pueblos, es un indicativo de que la región está cambiando.

Consideró que los Estados excluidos no sólo "forman el centro de gravedad de lo que es el ALBA-TCP (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos), sino que al mismo tiempo son el dique de contención frente a la imposición de los planes de Estados Unidos para América Latina y el Caribe".

VENEZUELA, CUBA Y NICARAGUA: CENTRO DE INTEGRACIÓN

Para el experto Fernando Rivero, hablar de América es hablar de integración, desde tiempos de la independencia.

En este sentido, consideró que a juzgar por su labor, "la integración latinoamericana está apuntalada en estos tres países (Venezuela, Cuba y Nicaragua), junto a otros pueblos hermanos que vienen haciendo un gran esfuerzo".

A su juicio, existe en la actualuidad la necesidad de que se fortalezcan organismos regionales como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Unión de Naciones Suramericanas, además de retomar la unidad entre los pueblos.

Al ser interrogado sobre la posibilidad de que emerjan nuevas iniciativas multilaterales a raíz de la Cumbre de las Américas, Rivero no dudó en responder que "la CELAC es el espacio natural para la convergencia de los países de América Latina y el Caribe".

Se refirió a la postura de la ALBA-TCP de tildar como fracaso la convocatoria de Estados Unidos a la Cumbre de las Américas y aseguró que se trata de "un nuevo revés para la política exterior de Estados Unidos".

Mencionó que Estados Unidos, bajo la administración de Joe Biden, "ha perdido terreno en el ámbito político", por ello el respaldo de Gobiernos y organizaciones a los Estados rechazados por Washington.

Fuente Xinhua