La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció la sistemática violación de Derechos Humanos y exterminio físico y cultural de los pueblos originarios de Colombia.

A través de un informe, la organización señaló que solo en 2017, fueron asesinados 39 líderes indígenas, mientras que en 2018, se reportaron 4.544 casos de violación de Derechos Humanos.

En el informe también indica que de los 102 pueblos indígenas que hacen vida en Colombia, 36 están en peligro de extinción y 31 caminan directamente a la desaparición, pues sus miembros han sido obligados a desplazarse, esconderse o simplemente sufren amenazas que les impiden desarrollar sus actividades.

Además, la ONIC señala que pese a los acuerdos de paz grupos armados, algunos vinculados al paramilitarismo, lleva adelante el reclutamiento ilegal de niños, niñas y adolescente, la mayoría indígenas, para fines bélicos.