La deuda pública bruta brasileña se redujo en octubre pasado al 76,8 por ciento del Producto Interno Bruto ( PIB), una baja de 0,3 puntos porcentuales con relación a septiembre, informó hoy miércoles el Banco Central de Brasil.

De acuerdo con el reporte, la deuda pública bruta, que es la que contabiliza activos del gobierno como las reservas internacionales, correspondió en valor a 7,3 billones de reales (1,38 billones de dólares).

El endeudamiento se compone de las obligaciones financieras del gobierno federal y el Instituto Nacional de la Seguridad Social, así como gobiernos estatales y municipales.

En lo que va de 2022, la deuda pública disminuyó 3,5 puntos porcentuales, al pasar de 80,3 a 76,8 por ciento del PIB brasileño.

El Gobierno de Brasil ha estimado que la tasa alcance el 74 por ciento a finales de 2022, lo que estaría por debajo del porcentaje tenido a inicios de la administración del presidente Jair Bolsonaro, en enero de 2019, así como antes de la pandemia del nuevo coronavirus, en ambos casos en 75,3 por ciento del PIB.

La autoridad monetaria brasileña detalló también que la deuda neta, que no contabiliza activos como las reservas internacionales, alcanzó en el décimo mes del año el 58,3 por ciento del PIB.

En el período de 12 meses finalizado en octubre pasado, el sector público consolidado tuvo un superávit primario de 173.100 millones de reales (32.660 millones de dólares), equivalente al 1,82 por ciento del PIB brasileño.

Fuente Xinhua