Las famosas moneditas que tiran los turistas de espaldas a la Fontana de Trevi, para pedir el deseo de regresar pronto a Roma, desataron un conflicto en Italia. Es que acumulan una cifra sustanciosa cuyo manejo se debatía en vísperas de Semana Santa en la capital del país europeo.

De acuerdo a una disposición, a partir de abril el gobierno comunal de Roma iba a empezar a gestionar de manera independiente los más de 1,4 millones de euros en monedas arrojadas por los viajeros que cada año se recogen del fondo de la Fontana de Trevi, y que hasta ahora eran encauzados en obras de caridad por Cáritas. Gestiones de último momento ayer, último día de actividad antes de las jornadas festivas, habrían permitido que siguieran en manos de la organización de beneficiencia hasta fin de año, según un cable la agencia ANSA.

La obra construida en 1762 y mundialmente lanzada a la fama con la célebre escena de Anita Ekberg en "La Dolce Vita", es uno de los puntos más visitados de la capital, al punto que la comuna restringió el año pasado el tiempo máximo de permanencia frente a la fuente, donde miles de turistas lanzan a diario sus monedas. Cada día cerca de 3.800 euros son recogidos en la fuente, que es símbolo de la "Ciudad Eterna".

Ver más productos

Santa Cecilia, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Cecilia de Roma

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos