Miles de personas marcharon ayer por el centro de Barcelona para protestar contra el arresto del expresidente catalán Carles Puigdemont en Alemania, en virtud de una orden europea de detención emitida por España.

Durante las protestas se produjeron momentos de fuerte tensión y choques entre manifestantes y policías que dejaron por lo menos 17 heridos, todos de carácter leve, según el servicio de emergencias local. La Policía confirmó además que hubo tres detenidos.

La movilización, convocada por las influyentes entidades civiles Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, avanzó desde la delegación de la Comisión Europea en Barcelona al consulado de Alemania, dos destinos simbólicos del reclamo soberanista.

"Pedimos a Alemania que no extradite al presidente Puigdemont por delitos inventados en una causa política", indicaba la convocatoria de la ANC.

Puigdemont fue detenido ayer por la Policía alemana después de cruzar la frontera norte del país desde Dinamarca con destino a Bruselas. Fue trasladado luego a un centro penitenciario hasta que se resuelva -con toda probabilidad hoy- si debe seguir en custodia policial hasta que se decida su entrega a España.

El arresto llegó dos días después de que el Tribunal Supremo español reactivara una orden de captura europea contra el ex presidente y confirmara su procesamiento por un delito de rebelión, castigado con hasta 30 años de cárcel, vinculado al plan independentista catalán.

Ver más productos

San Félix de Valois, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Félix de Valois

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos