Se proyecta que el crecimiento de la producción mundial se desacelerará de un calculado 3,0 por ciento en 2022 a 1,9 por ciento en 2023, marcando uno de los índices de crecimiento más bajos en décadas recientes, de acuerdo con un informe de la ONU presentado hoy miércoles.

El informe sobre la Situación y Perspectivas de la Economía Mundial 2023 de la ONU pronostica que el crecimiento mundial se elevará moderadamente en 2,7 por ciento en 2024, mientras se espera que algunos vientos contrarios macroeconómicos empiecen a amainar el próximo año.

En medio de una elevada inflación, agresivo endurecimiento monetario y crecientes incertidumbres, el actual declive ha desacelerado el ritmo de la recuperación desde la crisis de la COVID-19, amenazando a varios países -- tanto desarrollados como en desarrollo -- con las perspectivas de recesión en 2023, señaló el informe.

Indicó que el impulso de crecimiento se debilitó significativamente en Estados Unidos, la Unión Europea y otras economías desarrolladas en 2022, impactando adversamente en el resto de la economía mundial a través de varios canales.

En Estados Unidos, se proyecta que el producto interno bruto (PIB) se expandirá apenas 0,4 por ciento en 2023 después de un crecimiento calculado de 1,8 por ciento en 2022, dijo el informe.

Se proyecta que el crecimiento en China mejorará moderadamente en 2023. Con el ajuste que hizo el Gobierno chino a su política respecto a la COVID a finales de 2022 y la flexibilización de las políticas monetaria y fiscal, se pronostica que el crecimiento económico de China se acelerará a 4,8 por ciento en 2023, de acuerdo con el informe. Fin