El gobierno de Ecuador resolvió entregar a Estados Unidos todos los documentos, teléfonos celulares y archivos y equipos informáticos que el fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, haya dejado en la sede de su embajada en Londres, informó el diario madrileño El País.

Para ello, la Fiscalía General de Ecuador dispuso que la semana próxima registrará la habitación de su sede diplomática en la que Assange vivió como refugiado durante siete años hasta el mes pasado, de acuerdo con el periódico, que cita una "notificación oficial" que hasta esta tarde no había sido publicada por las autoridades ecuatorianas.

Según El País, el allanamiento a la habitación que ocupó Assange -que quedó precintada tras su entrega a las autoridades del Reino Unido, el 11 de abril pasado- se efectuará el lunes 20, a raíz de un pedido oficial del Departamento de Justicia de Estados Unidos, y el trámite ya fue anunciado al abogado en Ecuador del fundador de Wikileaks.

Assange, de 47 años, es reclamado por un tribunal estadounidense que lo acusa del delito de intromisión informática, luego de que en 2010 publicara en su portal unos 450.000 documentos secretos de comunicaciones internas de Estados Unidos sobre las guerras en Afganistán e Irak.