Debido al clima político-social enrarecido que envuelve la detención del ex presidente de Brasil, Lula Da Silva, la cumbre entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), programada para el 24 de abril, en Bruselas podría ser postergada.

Fuentes del Mercosur señalaron a BAE Negocios que "estaba pensado que la reunión se hiciera desde el 24 en Bruselas. Ahora nos llegan comentarios y dudas desde Europa sobre la conveniencia de hacerla en esa fecha por la crisis en Brasil".

Asimismo, por las numerosas diferencias comerciales con la UE, y el parate que se vive en estos momentos en las negociaciones, "ya se piensa en el segundo semestre como la meta para firmar un acuerdo comercial. No hablamos de un acuerdo político, algo superficial y genérico, sino del acuerdo comercial".

El pasado viernes, el secretario de Comercio Exterior de Brasil, AbrÆo Arabe Neto, dijo que los representantes de los bloques se reunirían entre este mes y el próximo para tratar de solucionar todos los capítulos pendientes. Una fuente del Gobierno expresó ayer que hay sondeos para que el retorno de la mesa de los jefes negociadores sea, en Bruselas, desde el martes 24 de abril. Sin embargo, "la situación en Brasil, con la detención de Lula, podría demorar la reunión porque los europeos quieren ver cómo se acomodan las fichas y también ver qué pasa también con el gobierno actual", añadieron a este medio.

Los países del Mercosur quieren avanzar en puntos ligados a los productos agrícolas (carne y etanol por ejemplo), mientras que el bloque europeo busca que haya algunos acuerdos en cuestiones relacionadas con la industria automotriz y las patentes. "La negociación avanzó mucho y se encuentra en una etapa decisiva", sostuvo Neto.

Los bloques preveían cerrar un acuerdo político en diciembre pasado pero esa fecha fue postergada luego de que miembros de la UE dijeran que aún necesitaban tiempo para evaluar las propuestas. La aceleración con la que el Gobierno, más que el resto de sus socios del Mercosur, pretendía sellar un acuerdo "marco" con la Unión Europea (UE), contrastó con la dureza de Francia, Irlanda y Polonia, dentro de un grupo de naciones, que se opuso a ampliar la oferta de bienes agropecuarios.

De hecho, la UE nunca formalizó una nueva oferta, como había trascendido en todos los niveles, y sigue parada en las 70.000 toneladas anuales de carne, algo largamente rechazado por el Mercosur.

Sin dudas, hasta el 30 de junio próximo se visualizará una pulseada muy interesante entre los intereses políticos y empresariales, ya que tanto la Unión Industrial Argentina (UIA) como la brasileña Confederación Nacional de la Industria (CNI) han levantado sus defensas y viajaron a Bruselas para que no se sacrifique al sector manufacturero, en beneficio de los bienes agrícolas.

En la última cumbre en Asunción, industriales y agro del Mercosur cuestionaron la falta de transparencia de las negociaciones, mediante la presentación de sendos documentos donde dejaron en claro que no conocen los detalles de lo que se está conversando. Desde la UIA ya dicen sin rodeos que "no se está analizando una defensa de la industria del Mercosur; si no, no entendemos porque nos esconden los papers o nos dan informes muy generales".

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos