El 81 por ciento de los brasileños desaprueba la nueva Ley del trabajo que entró en vigor el sábado último, según una investigación realizada por la consultora privada CUT/Vox Populi entre los días 27 y 31 de octubre.

Asimismo, los resultados revelaron que el 6 por ciento de los brasileños aprueba los cambios, el 5 por ciento no aprueba ni desaprueba y el 8 por ciento no sabe o no contesta.

El mayor índice de rechazo a las nuevas reglas laborales encontrado en la encuesta CUT/ Vox fue registrado en el sudeste (89 por ciento); mientras que en el nordeste, el rechazo a los cambios fue del 81 por ciento; en el centro-oeste / norte, de 78 por ciento; y en el sur, 60 por ciento.

Los altos porcentuales de desaprobación a la reforma fueron registrados en todos los géneros, edades y clases sociales.

Para el 67 por ciento de los entrevistados, la nueva Ley Laboral sólo es buena para los patrones. Para el 1 por ciento, es bueno para los trabajadores. Otro 6 por ciento dijo que es bueno para ambos; el 15 por ciento no tuvo dudas en decir que no es bueno para nadie; y el 11 por ciento no supieron o no quisieron responder.

La nueva ronda de investigación CUT-VOX se realizó en 118 municipios. Se entrevistó a 2000 brasileños con más de 16 años, residentes en áreas urbanas y rurales, de todos los estados y del Distrito Federal, en capitales, regiones metropolitanas y en el interior, en todos los segmentos sociales y económicos.

El margen de error fue del 2,2 por ciento, estimado en un intervalo de confianza del 95 por ciento.