El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó en 0,5 puntos porcentuales, hasta el 4,9 por ciento, la previsión de crecimiento de la economía mundial en 2022, según su informe de enero.

"El crecimiento (económico) mundial en 2021 se estima en un 5,9 por ciento y se espera que se reduzca al 4,4 por ciento en 2022, medio punto porcentual por debajo del nivel previsto en octubre", dice el documento​​​.

En 2023, según el pronóstico de la institución financiera, el PIB mundial crecerá del 3,6 hasta el 3,8 por ciento.

El informe explica que la economía mundial entra en 2022 desde una posición más débil de lo que se esperaba inicialmente: en particular, debido a la variante ómicron del coronavirus los países restablecen las restricciones a los desplazamientos.

Además, el aumento de los precios de la energía y las interrupciones de los suministros provocaron una inflación más alta y amplia de lo previsto, sobre todo en Estados Unidos, así como en muchos mercados emergentes y economías en transición.

Los expertos del FMI atribuyen la ralentización prevista del crecimiento mundial al empeoramiento de la coyuntura de las dos principales economías mundiales, la estadounidense y la china.

La previsión de crecimiento económico de EEUU para 2022 fue revisada a la baja, al 4 por ciento desde el 5,2 por ciento registrado en octubre pasado, debido a que el Congreso del país aún no ha aprobado el proyecto de inversiones multimillonarias en los ámbitos social y medioambiental, llamado Build Back Better, así como debido al endurecimiento de la política monetaria y las interrupciones en la cadena de consumo.

En lo referente al pronóstico de crecimiento del PIB chino para el año en curso, este fue reducido del 5,6 al 4,8 por ciento por problemas financieros de las empresas locales de construcción y las posibles consecuencias económicas de la política de tolerancia cero ante los brotes del coronavirus.

El FMI indica que los pronósticos se basan en la idea de que la situación epidemiológica mundial mejorará a finales de 2022, el porcentaje de personas vacunadas en todo el mundo aumentará y los tratamientos contra el coronavirus serán más eficaces.

Fuente: Sputnik