El Grupo de Lima, integrado por una docena de países latinoamericanos que coinciden en considerar roto el orden democrático en Venezuela e impulsan la salida de Nicolás Maduro de la presidencia por la vía electoral, rechazó una eventual intervención militar en esa nación, algo que no descartó el viernes último el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Los representantes de los doce países del Grupo de Lima expresaron en un comunicado conjunto "su preocupación y rechazo ante cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar o el ejercicio de la violencia, la amenaza o el uso de la fuerza en Venezuela".

En ese sentido, abogaron por "una salida pacífica y negociada" para restaurar la democracia en Venezuela y a superar la "grave crisis política, económica, social y humanitaria que atraviesa ese país", por lo que reiteraron que continuarán promoviendo iniciativas para este fin en el marco del derecho internacional.

Asimismo, instaron una vez más al Gobierno del presidente Nicolás Maduro a "poner fin a las violaciones a los derechos humanos, a liberar a los presos políticos, respetar la autonomía de los poderes del Estado y asumir su responsabilidad por la grave crisis que hoy vive Venezuela".

El Grupo de Lima está conformado por los Gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

Esta plataforma política regional fue creada por iniciativa del Gobierno de Perú, para denunciar lo que consideran un quiebre del orden democrático en Venezuela ante la votación y posterior instauración de la Asamblea Nacional Constituyente en ese país, órgano previsto constitucionalmente y que se ubica por sobre los restantes poderes establecidos, pero cuya legitimidad el Grupo de Lima no reconoce.

En una visita el pasado viernes a la ciudad de Cúcuta, en la frontera con Venezuela, para comprobar el masivo flujo de venezolanos que emigra a diario por la escasez generalizada de alimentos y medicinas, Almagro aseguró "que las acciones diplomáticas están en primer lugar" pero también consideró que no se pueden descartar otras alternativas como una intervención militar, dada la gravedad de la situación en el país.

En respuesta a esas palabras, el Gobierno venezolano anunció que denunciará al uruguayo Almagro ante las Naciones Unidas (ONU), por supuestamente promover una intervención militar "de forma vulgar y grotesca", según la vicepresidenta e integrante de la Constituyente, Delcy Rodríguez.

La dirigente chavista consideró que la estabilidad de América Latina está "seriamente amenazada por la demencial actuación de quien usurpa de forma desviada y abusiva la secretaría general de la OEA".

Rodríguez advirtió asimismo que el funcionario designado por el entonces presidente uruguayo José "Pepe" Mujica "pretende revivir los peores expedientes de intervención militar imperialista" en el continente americano.

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos