El Parlamento letón aprobó este jueves una ley que permite infringir una cláusula del acuerdo firmado con Rusia sobre la protección de monumentos a los soldados soviéticos, lo cual permitirá desmantelar el monumento a los Libertadores de Riga.

"El Sejm de Letonia en la segunda lectura final votó a favor de un proyecto de ley, reconocido como urgente, que suspende un artículo del tratado ruso-letón sobre la protección de las estructuras conmemorativas y monumentos", dice el mensaje publicado en el sitio web del Parlamento​​​.

Se observa que la ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación.

La suspensión del artículo 13 del acuerdo con Rusia de 1994 permitirá crear una justificación legal para llevar a cabo el desmantelamiento del monumento a los soldados que liberaron Letonia, situado en su capital, Riga.

La víspera se supo que la policía había cerrado el acceso al monumento a los Libertadores de Riga, ubicado en el parque de la Victoria. Ese mismo día los servicios municipales retiraron con un tractor las flores depositadas el 9 de mayo junto al monumento. Más tarde, los residentes de la ciudad comenzaron nuevamente a depositar flores en memoria de los caídos.

La demolición de monumentos soviéticos contradice el acuerdo entre los gobiernos de Rusia y Letonia del 30 de abril de 1994 sobre la seguridad social de los jubilados militares de Rusia y sus familiares que viven en el territorio de Letonia.

El artículo 13 del documento establece que la parte letona, tomando en cuenta la práctica internacional, "garantiza el cuidado, el mejoramiento y la seguridad de las estructuras conmemorativas y los sitios con fosas comunes de soldados que se encuentran en el territorio de Letonia".

Fuente: Sputnik