El gobierno de Venezuela ordenó a centenares de comercios que rebajaran hasta 30% los precios de sus productos, luego de que el país cayera en hiperinfl ación y default, y se informara que se precisa el sueldo mínimo de un año para pagar el costo de la canasta básica de un mes.

Inspectores de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) iniciaron operativos con el objeto de “combatir la especulación y ofrecer unas navidades felices” al pueblo, informó el titular de ese organismo, William Contreras.

Los agentes iban a inspeccionar ayer 2.471 carnicerías y 361 empresas productoras en todo el país, en el contexto de la fi scalización a 11.800 establecimientos anunciada la semana pasada por el presidente Nicolás Maduro, reportó la Sundde en su cuenta oficial de Twitter.

“Se está ordenando el ajuste de precios en todo lo que es charcutería, queso; hemos ordenado rebajas que van desde 10% hasta 30% en la mayoría de los productos”, dijo Contreras al encabezar la inspección en un mercado de Caracas.

El funcionario, que subrayó el objetivo gubernamental de “limitar los márgenes de ganancia” del sector privado, dijo que se detuvo al menos a dos comerciantes por acaparar productos y se sancionó a varios establecimientos por contravenir la Ley de Precios Justos.

Mientras tanto, el gobierno anunció en un comunicado la suspensión de la subasta de divisas prevista para ayer debido a “la imposibilidad de liquidar a favor de las personas naturales y jurídicas que resultaron adjudicadas”.