Los integrantes del Boletín de los Científicos Atómicos, especializados en temas de seguridad global, ubicaron las agujas de su famoso Reloj del Apocalipsis (o Doomsday Clock en inglés) a dos minutos de distancia del colapso total de la humanidad, en la que es la hora más cercana al apocalipsis, o a la medianoche, desde 1953, cuando se vivía en el mundo una situación altamente volátil en plena Guerra Fría. Son los famosos "Dos minutos para la medianoche" inmortalizados por la banda de heavy metal Iron Maiden en el tema homónimo.

De acuerdo con los científicos que forman parte del proyecto, la humanidad se enfrenta en estos días a dos amenazas existenciales simultáneas que requieren preocupación extrema y atención inmediata: las armas nucleares y el cambio climático. Pero hay una tercera amenaza que potencia a esas dos: las guerras de la información y el riesgo inminente de tecnologías emergentes y peligrosas. "Estamos jugando a la ruleta rusa con la humanidad", dijo Jerry Brown, el presidente del Boletín, durante la conferencia de prensa en la que anunció la hora para el 2019.

Aunque el reloj está igual que el año pasado, el artificio ha entrado en algo que sus creadores denominaron "una nueva anormalidad" que no debería tomarse como un signo de estabilidad, sino como una cruda amenaza para los líderes y ciudadanos del mundo. Esa anormalidad, según ellos, es simplemente demasiado volátil y peligrosa para que se convierta en nuestro estado natural. Y así, todo parece confirmar que la humanidad camina sin notarlo al borde de la extinción.

Qué es el Doomsday Clock

El Reloj del Apocalipsis es un mecanismo simbólico creado por el Boletín de los Científicos Atómicos (entre los que se cuentan 14 Premio Nobel), que grafica la proximidad que tenemos como humanidad hacia nuestra destrucción. Se creó en 1947, cuando el peligro más grande para la humanidad eran la tecnología nuclear y la carrera armamentista entre la Unión Soviética y Estados Unidos, y la hora siempre se ubicó entre los 17 y los dos minutos antes de medianoche.

Todo parece indicar que la humanidad camina al borde de la extinción

Su intención desde el principio fue advertir sobre los peligros de las tecnologías hechas por el hombre, hasta que en 2007 sus parámetros cambiaron, para incorporar variables relacionadas con el cambio climático, ya que lo consideran “casi tan alarmante” como los peligros del armamentismo nuclear.

El Boletín fue conformado por científicos que trabajaron en el Proyecto Manhattan (ver aparte). Preocupados por el impacto del uso militar del átomo, pidieron a la artista Martyl Langsdorf un diseño para la portada de la publicación. El resultado fue un reloj que representaba el poco tiempo que quedaba para controlar las armas nucleares antes de la aniquilación, y que estaba fijado en los siete minutos antes de la medianoche porque para la artista, “se veía bien”. Tiempo después el editor del boletín decidió que era momento para que las agujas del reloj se movieran al compás de las distintas crisis globales.

El anterior momento en el que se estuvo tan cerca del Día del Juicio como estos días fue en 1953, en momentos en que la Unión Soviética realizaba pruebas con la bomba de hidrógeno, controlaba toda Europa Oriental, había peligro de que surgiera un conflicto militar en Berlín entre las potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial, y las tropas estadounidenses se preparaban para un eventual contraataque en Alemania Occidental.

Cuando más lejos se estuvo del peligro fue en 1991, con el reloj marcando 17 minutos para la medianoche en medio del supuesto advenimiento de una “nueva era” llena de optimismo gracias a la caída del comunismo y el fin de la Guerra Fría.

La banda metálica inglesa Iron Maiden reflejó el temor al colapso nuclear

Pero el año pasado el reloj volvió a situarse en las 11:58 pm, un panorama que se ha mantenido y que, según los “relojeros” no es sino un reflejo de la magnitud de las amenazas modernas.

Cuando más lejos se estuvo del peligro fue en 1991, tras la caída del Muro

En el nuevo informe los científicos tras el reloj confirmaron que, al igual que una gran porción del mundo, desaprueban por completo las políticas implementadas por el gobierno de Donald Trump. Según ellos, las amenazas crecientes de guerra nuclear provienen de sus “políticas suicidas” y su renuencia a resolver las divisiones políticas de Estados Unidos. “La ceguera y estupidez de los políticos y sus asesores es realmente impactante de cara a una catástrofe mundial. Hay una probabilidad creciente de que haya algún tipo de incidente nuclear que matará a millones, si no billones. Ya es tarde, y se está haciendo más tarde para que despertemos”, dijo Jerry Brown, presidente del Boletín, en la conferencia de prensa.

Los científicos advierten que lo que ellos denominan el “orden nuclear” lleva años deteriorándose gracias a la creciente tensión de Estados Unidos con Rusia y China, la falta de control para la fabricación de armas nucleares y otras cuatro razones que llevan a un desarrollo nuclear negativo. La primera, según los científicos, es el retiro de la administración Trump del Plan de Acción Conjunto y Completo, que hace parte del Programa Nuclear de Irán, un acuerdo multilateral que prohíbe los misiles de alcance intermedio y que está pensado para desarrollar tecnología nuclear de forma pasiva para mantener la estabilidad mundial. A esta decisión debe sumarse el anuncio del retiro primero por parte de Estados Unidos y luego por parte de Rusia del Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (INF, por sus siglas en inglés), acuerdo firmado en su momento por los presidentes Ronald Reagan y Mikhail Gorbachev (URSS), que llevó a la destrucción de unos 2600 misiles por ambas partes.

La segunda es la cuestión de las armas nucleares en Corea del Norte, que sigue sin resolverse y en la que las pruebas de misiles continúan siendo fuentes de preocupación. Tercero, el avance de la modernización de las fuerzas nucleares de las potencias mundiales, con programas ambiciosos y de grandes presupuestos. Y cuarto, la creciente dependencia de las armas nucleares, ya que las estrategias militares se desarrollan cada vez más con tecnología de este tipo.

“Los líderes insisten en que sus mentiras son verdades,y éstas, fake news”

A esta inestabilidad global deben sumarse hechos como la Guerra Comercial desatada por Trump, y la crisis en Venezuela, que amenaza con sus posibles derivaciones a toda América Latina.

Cambio climático Los científicos del Boletín reservaron una parte de la conferencia al tema del cambio climático, y afirmaron que todos los países del mundo fallaron “estrepitosamente” en llevar a cero las emisiones de carbono. En consecuencia, el clima sigue empeorando y amenazando la vida en el planeta. Las actividades humanas continúan generando cantidades inmensas de carbono (aproximadamente 37,1 miles de millones de toneladas métricas al año), y las autoridades mundiales no han apoyado lo suficiente las acciones por el clima (por ejemplo Estados Unidos, que se retiró del Acuerdo de París por orden de Trump).

Los expertos resaltaron las catástrofes como los incendios de California, Grecia y Suecia, las olas de calor en Asia, Australia, Europa y Estados Unidos; los impactos del clima para la economía, la salud humana, la agricultura y los ecosistemas; y aseguraron que hay poco tiempo para actuar. Pero quizás la amenaza más grande sea la “negación climática”, cuya popularidad entre los políticos sigue creciendo, obstaculizando las acciones preventivas y más aún con “Trump, declarando obstinadamente ‘No me lo creo’”.

A todas estas amenazas hay que sumarle además lo que denominan la actual “era de desinformación”, que debilita el consenso necesario para prevenir la proliferación nuclear, para actuar sobre el cambio climático, y para evitar el ascenso de tecnologías peligrosas. Según el Boletín, estamos viviendo dentro de un ecosistema internacional de información donde gracias a las redes sociales y la rapidez de Internet, “los líderes nacionales y sus sustitutos mienten sin vergüenza, insistiendo que sus mentiras son verdades, y las verdades son fake news”.

Sin embargo, advierte el Boletín, nos enfrentamos a tecnologías amenazan- tes aún más disruptivas, como los desarrollos en biología sintética, los ciberataques, y la Inteligencia Artificial. Y aunque el progreso tecnológico trajo al mundo herramientas importantes para la erradicación de enfermedades, la reducción de la pobreza y el fortalecimiento de las comunicaciones globales, también ha hecho más fácil que nos acerquemos a una destrucción de escala masiva.

Pero aún así, hay esperanza. “No existe nada predestinado o completamente desalentador sobre el futuro, los seres humanos también podemos controlar los peligros creados por la tecnología que fabricamos”, dice el informe. Ojalá sea así.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos