El clima para los negocios en América Latina cayó en julio pasado a su menor nivel en el último año, arrastrado por las dificultades de países como Argentina, Brasil y Ecuador, según informó el centro brasileño de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV).

El llamado Índice de Clima Económico (ICE) para América Latina, medido en conjunto por la FGV y el Instituto de Estudios Económicos (IFO) de la Universidad de Múnich mediante consultas trimestrales a 130 especialistas de 16 países, bajó desde -5,2 puntos en abril, cuando ya había entrado a la zona considerada como "desfavorable", hasta -21,1 puntos en julio.

El indicador regresó al nivel en que se encontraba en julio del año pasado (-27,5 puntos) y se alejó del buen nivel de enero de este año (+1,5 puntos), cuando alcanzó su mayor puntuación en dos años.

El clima para los negocios empeoró principalmente en Argentina (desde +10,7 puntos en abril hasta -51,3 puntos en julio) por las dificultades del Gobierno para resolver los problemas fiscales, el déficit externo y la inflación, y Uruguay (de 16,6 puntos a -41,9 puntos).