Evo Morales tiene las puertas abiertas para presentarse nuevamente en las elecciones presidenciales y buscar así permanecer en el poder hasta 2025, luego de que el Tribunal Constitucional de Bolivia diera el visto bueno al pedido del gobernante Movimiento al Socialismo para que el mandatario pudiera presentarse en los comicios que se realizarán en 2019.

El organismo determinó que "no se podían limitar los derechos políticos del actual presidente al limitar su derecho a la reelección a una sola, por lo que va en contra de convenios internacionales de los que Bolivia es signatario", según publicaron medios locales.