Suecia y Finlandia podrían convertirse en objetivos para el ejército ruso y obligar a Moscú a tomar medidas si son admitidos en la OTAN, dijo este jueves el representante ruso ante las Naciones Unidas, Dmitri Polianski.

"Si hay destacamentos de la OTAN en estos territorios, estos territorios se convertirán en un posible objetivo para un ataque", dijo Polianski durante una entrevista con el canal de YouTube UnHerd​​​.

Fuente: Sputnik