Los cinco principales partidos de oposición en la Cámara de Diputados de Brasil anunciaron su rechazo al informe sobre la reforma de jubilaciones que impulsa el Gobierno, presentado por el miembro informante Samuel Moreira.

Según el sitio web OAntagonista, los partidos de los Trabajadores ( PT), Democrático Laborista (PDT), Socialista Brasileño (PSB), Socialismo y Libertad (PSOL) y Comunista de Brasil (PCdoB) dieron a conocer un documento en el que anuncian el voto contrario a la modificación del régimen de retiro, que es considerada clave por el presidente Jair Bolsonaro para reactivar la economía brasileña.

El grupo opositor aglutina a unos 130 legisladores en total, de cinco partidos y con eje en el PT

El grupo opositor aglutina a unos 130 legisladores en total, que al momento de la votación podrían ser una fuerza decisiva para "voltear" el cuestionado proyecto sobre Seguridad Social. "La resistencia va a continuar, articulada con las calles, para derribar la reforma", afirma el líder de la bancada del PSOL, Ivan Valente.

En el documento, el grupo opositor afirma que considera importante el avance hacia algunos cambios, pero que la propuesta de Moreira mantiene "ataques graves" que apuntan a modificar la legislación vigente sobre reglas de cálculo, pensión por muerte, jubilación de los profesores, abono salarial e inconstitucionalidad de derechos.

Este último punto es muy criticado, ya que retira de la Constitución Federal el reglamento detallado sobre los derechos de seguridad en el país, lo que en la práctica, facilitaría la aprobación de cambios en la legislación de fondo que actualmente necesitan de una mayoría agravada (3/5 de los votantes en ambas cámaras) para avanzar.

También anunciaron los opositores que obstruirán la sesión de votación del informe y que pretenden presentar destaques (sugerencias de modificación) para enmendar la propuesta.

El debate sobre el contenido del informe debe seguir hasta la próxima semana. Moreira aseguró que pretende escuchar a "todos los diputados" y señala la posibilidad de presentar un voto complementario con cambios en el texto presentado.

La reforma del sistema de jubilaciones y pensiones es una de las principales banderas del Gobierno de Bolsonaro que busca ahorrar unos 270 mil millones de dólares en una década.

Entre los puntos más cuestionados de la iniciativa oficial, la oposición mostró preocupación por el reemplazo del modelo solidario del actual régimen de retiro por uno de capitalización, como en Chile, algo que Moreira admitió que podría eliminarse de la propuesta.

El debate sobre el contenido del informe debe seguir hasta la próxima semana

Como principal punto criticado asoma la creación de un nuevo sistema y el establecimiento de una edad mínima para jubilación de 65 años para hombres y 62 para mujeres (actual 60 y 55).

Establece la propuesta que los brasileños que pretendan jubilarse con una pensión completa deberán contribuir durante 40 años.

Ver más productos

San Félix de Valois, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Félix de Valois

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos