El presidente "encargado" designado por el Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, instó a los trabajadores públicos a rebelarse contra el presidente Nicolás Maduro, al que volvió a calificar como "usurpador" y advirtió que las protestas ciudadanas no se detendrán hasta que se logren las reivindicaciones salariales y políticas.

"Llegó el momento del cese definitivo de la usurpación, y para eso los necesitamos, hermanos" lanzó ante un grupo de representantes de varios gremios que acudió a la sede del Legislativo en Caracas.

Pidió a los funcionarios dar a conocer a sus compañeros una Ley de Garantías, que cuenta con el aval de la Asamblea Nacional y contempla proteger a quienes desobedezcan órdenes en instituciones públicas que contradigan la Constitución y las leyes, con el fin de quitar el apoyo burocrático al gobierno.

"Necesitamos a los trabajadores para continuar en la ruta de la transición", recalcó Guaidó, quien prometió acabar con el chantaje que asegura hace el chavismo a los trabajadores públicos para "obligarlos" a participar en actos proselitistas.

También reiteró su llamado para conformar comités en cada centro de trabajo y garantizar la participación frecuente en las llamadas protestas estratégicas organizadas, un modo de reclamo que la oposición promueve para denunciar fallos en los servicios públicos y cualquier otro pesar en medio de la crisis económica, citaron medios locales y las agencias de noticias EFE y ANSA.

El presidente provisorio, reconocido por Estados Unidos y países europeos, aseguró que el "régimen" de Maduro no respeta las libertades sindicales ya que varios representantes gremiales han sido procesados por la Justicia durante su mandato. En este sentido, animó a los trabajadores a apoyar la ruta que él ha planteado y que incluye sacar a Maduro del poder, instaurar un gobierno de transición y llamar posteriormente a unas "elecciones libres".

Por su lado, Maduro no hizo aparición pública durante la jornada de ayer y se dedicó a difundir imágenes a través de Twitter para recordar la manifestación de apoyo que recibió en las calles de Caracas el sábado pasado.