El principal asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, informó que el presidente Donald Trump y su par chino, Xi Jinping, podrían reunirse a solas para discutir la relación comercial en junio próximo, al margen de la cumbre del G20 que se realizará en Japón.

"Hay una cumbre del G20 en Japón a finales de junio, el próximo mes. La probabilidad de que el presidente Trump y el presidente Xi se reúnan en ese encuentro es probablemente bastante buena", adelantó Kudlow en una entrevista con la cadena de noticias Fox, citada por la agencia de noticias EFE.

En diciembre pasado, en la última cumbre presidencial del G20, en Buenos Aires, los dos mandatarios acordaron una tregua a la guerra comercial iniciada seis meses antes por Trump y su decisión de imponer aranceles más altos a las exportaciones chinas. La tregua permitió abrir una negociación bilateral que trajo calma a los sectores industriales de ambos países e inversionistas de todo el mundo.

Los presidentes de Estados Unidos y China habían cenado en la cumbre en Buenos Aires

Sin embargo, Trump decidió terminar esta tregua esta semana cuando impuso un nuevo aumento de aranceles a ciertos productos chinos, tras denunciar que las negociaciones comerciales avanzaban muy lento.

El viernes pasado, el gobierno estadounidense ejecutó la orden de Trump, pero aclaró que las negociaciones siguen abiertas con Beijing, quien, por su parte, no quiso aclarar si responderá de manera recíproca, como hizo el año pasado.

El principal negociador chino en Washington aseguró que las negociaciones comerciales con Estados Unidos no han colapsado pese al aumento de los aranceles a las importaciones provenientes de su país y se mostró optimista al asegurar que la falta de acuerdo es "solo un contratiempo".

"Somos cautelosamente optimistas acerca del futuro", afirmó el viceprimer ministro chino Liu He, en una entrevista brindada a la televisión pública china en la que describió las últimas reuniones en la capital estadounidense como "francas y constructivas".

Sin embargo, aclaró que para conseguir un acuerdo será necesario que la administración Trump ponga fin a las tarifas punitivas que impuso a los productos chinos por 200.000 millones de dólares. "No haremos concesiones en cuestiones de principio", sostuvo Liu.

Estados Unidos aumentó el viernes del 10% al 25% los aranceles sobre productos chinos por un valor de 200.000 millones de dólares y reveló que están preparando una ampliación para retener un total de 300.000 millones de dólares para productos que no pagan tasas de importación. La cifra alcanza prácticamente a todos las importaciones de China.