El Gobierno chino prometió que "luchará hasta el final" si el gobierno de Estados Unidos continúa intensificando la guerra comercial entre ambos países.

" China no quiere una guerra comercial, pero no tenemos miedo a una guerra comercial", aseguró al respecto el vocero del ministerio chino de Exteriores, Geng Shuang, en diálogo con la agencia Reuters.

"Si EE.UU. solo busca intensificar las tensiones comerciales, responderemos decididamente y lucharemos hasta el final", recalcó el funcionario.

Estas declaraciones se dieron a conocer después de que el presidente de EE.UU. Donald Trump amenazase con ampliar inmediatamente los aranceles a prácticamente todos los productos chinos si su homólogo de este país, Xi Jinping, no se reúne con él en la cumbre del G20 que se celebrará en Japón a fines del corriente mes.

"Se prevé que nos reunamos y eso está bien, pero si no nos llegamos a reunir... mire, desde nuestro punto de vista el mejor acuerdo que podemos tener es un [un arancel del] 25% sobre 600.000 millones de dólares [en importaciones chinas]", declaró Trump a la CNBC el lunes.

Trump ya impuso aranceles sobre importaciones chinas valoradas en 250.000 millones de dólares y anticipó que aplicaría aranceles del 25% o "mucho mayores" sobre otros productos chinos valorados en 300.000 millones de euros. Las importaciones que se verán afectadas incluyen smartphones, ordenadores portátiles, televisores, consolas de videojuegos y memorias USB.

Trump ya impuso aranceles a importaciones chinas por US$250.000 millones

A pesar de la amenaza creciente de los aranceles, las bolsas asiáticas subieron después del último intento del Gobierno chino por impulsar su economía doméstica. Beijing anunció que permitiría usar bonos especiales a los gobiernos locales para financiar grandes obras de infraestructura como autopistas, vías de tren y proyectos energéticos, según Reuters.

Las bolsas también se beneficiaron de la decisión de Trump de postergar la imposición de aranceles a las importaciones mexicanas y de la perspectiva de reducciones de tipos en EE.UU. después de que la Reserva Federal prometiese tomar las medidas adecuadas para proteger la economía estadounidense.

"Las acciones continúan su racha de alivio al tiempo que los inversores están dejando de lado sus preocupaciones sobre la guerra comercial y han doblado su apuesta por que la Reserva Federal salga al rescate", asegura Neil Wilson, analista jefe de mercados de Markets.com.

"Pero advertimos de que no se confíe en que ninguno de estos dos fenómenos salga precisamente cómo les gustaría a los alcistas", agregó el especialista.

En la anterior reunión entre Trump y Xi Jinping, en el marco de la cumbre del G20 en Buenos Aires, ambos líderes acordaron la tregua y el inicio de negociaciones comerciales, que todavía no han arribado a buen puerto.