Los legisladores de Hong Kong pospusieron un debate sobre un proyecto de ley que permitiría a los fugitivos ser extraditados a China, después de que manifestantes bloquearon carreteras e impidieron el acceso a los edificios gubernamentales.

El consejo legislativo de la ciudad debía celebrar ayer la segunda lectura del proyecto de ley, que según sus impulsores, se encontró con una oposición generalizada, incluso desde la comunidad empresarial tradicionalmente conservadora de la ciudad, e impulsó a más de 1 millón de los 7.4 millones de habitantes de la ciudad a protestar en las calles el domingo último.

La decisión de posponer el debate se produjo cuando decenas de miles de manifestantes tomaron ayer las calles del centro de Hong Kong, en escenas que recordaron a las manifestaciones por la democracia de 2014 conocidas como el Movimiento Umbrella.

Los manifestantes comenzaron a llegar al exterior de los edificios del Consejo Legislativo el martes por la noche, donde fueron recibidos por una fuerte presencia policial. Ayer por la mañana, decenas de miles de personas, principalmente jóvenes, habían llegado a la zona, bloqueando calles y paralizando el centro de Hong Kong.

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, se negó a retirar el proyecto de ley pese a las marchas

Unos 5.000 policías con equipos antidisturbios fueron desplegados para proteger el edificio, al que los manifestantes intentaron ingresar en el pico de la manifestación.

Cientos de empresas, padres y maestros pidieron un boicot de trabajos y escuelas para mostrar su oposición al proyecto de ley.

Aunque Hong Kong es parte de China, tiene leyes separadas que siguen el sistema británico y no tiene pena de muerte, a diferencia de China continental. Mucha gente teme que la ley de extradición propuesta signifique que las autoridades chinas podrían sacarlos de Hong Kong por delitos políticos.

Las protestas del miércoles se produjeron solo tres días después de una marcha mayoritariamente pacífica en el centro de Hong Kong. La policía estimó que asistieron 240.000 personas el domingo, mientras que los organizadores estimaron que el número era de 1,03 millones, esta última cifra la convertiría en la protesta más grande de la ciudad desde que la antigua colonia británica fue devuelta a China en 1997.

A pesar de las enormes manifestaciones, la líder de Hong Kong Carrie Lam se negó a retirar el proyecto de ley de extradición y dijo que es necesario tapar las lagunas para evitar que la ciudad se convierta en un refugio para los fugitivos del continente.

El lunes dijo que se habían agregado salvaguardas al proyecto de ley para proteger los derechos humanos y que no había recibido instrucciones de Beijing para seguir adelante. Los legisladores de Hong Kong habían planeado dedicar 66 horas a lo largo de cinco días para debatir el proyecto de ley.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos