Miles de brasileños salieron a las calles ayer para dar una señal de apoyo al gobierno de Jair Bolsonaro y a su ministro de Justicia, Sergio Moro , cuestionado luego de que un sitio web revelara presuntas conversaciones privadas entre el ex juez y fiscales de la operación Lava Jato que mostrarían cómo Moro habría actuado como coordinador de la acusación cuando era juez anticorrupción, quebrando su imparcialidad.

Las movilizaciones contaron con respaldo de miembros del gobierno, que saludaron la presencia en las calles.

"Yo veo. Yo escucho", tuiteó Moro, con una imagen área de la famosa calzada de Copacabana, llena de manifestantes. "Apoyadores del Lava Jato se manifiestan en distintos estados", agregó el ex juez.

Además del respaldo al ministro, los participantes, en su mayoría familias, salieron pacíficamente a las calles para apoyar la polémica reforma del sistema de pensiones y jubilaciones, próxima a ser votada en el Congreso y con la que el Gobierno pretende reducir la enorme deuda fiscal de Brasil.

Aunque la participación fue masiva en las principales ciudades del país, no cubrió los más de 200 municipios que habían sido confirmados por los organizadores.

En un acto en Brasilia participó el ministro del Gabinete de Seguridad, Augusto Heleno

En un acto de apoyo al exjuez en Brasilia participó el ministro del Gabinete de Seguridad, Augusto Heleno Ribeiro, quien fue ovacionado cuando dijo que aquellos que están poniendo a Moro contra la pared están buscando liberar a "una banda de canallas de la prisión".

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos